Terminando la temporada

8 de febrero de 2024

Hoy se ha cerrado la temporada de caza menor en Castilla- La Mancha, sin embargo, en los cotos de caza intensiva se podrá cazar hasta el 31 de marzo.

Hoy era un día complicado para circular por las carreteras de Castilla- La Mancha y del resto de España debido a la huelga que han convocado los agricultores para protestar por la situación del campo español. Como previsión a posibles cortes habíamos visto itinerarios alternativos, pero finalmente hemos optado por ir por Manzanares que es la ruta habitual que solemos coger para ir a El Bonillo. Nada más entrar a Barrax han cortado la carretera en dirección a Albacete. Si nos retrasamos un poco más, ya no entramos. Según nos dijeron, tenían intención de mantenerla cortada durante todo el día.

Hemos llegado a El Bonillo sobre las 9,30 de la mañana. Puntual como siempre nos esperaba en la puerta Elías. Dentro de la casa Kiko ya tenía preparados los pases, a falta del de Miguel que ha cazado también con nosotros.

Había algo de niebla que se ha disipado al entrar a la finca. Las temperaturas han bajado considerablemente desde el último día que estuvimos Mauro y yo que hacía un calor sofocante. Para esta semana se esperan lluvias.

Ha soplado algo de viento, lo cual nos ha favorecido. Eso, y que los machos están en celo y aguantan más.

La mañana se ha dado francamente bien. Cuando he llegado al coche, llevaba 9 perdices. Mauro y Miguel han hecho buenas perchas también.

Miguel se ha traído dos perros. Una podenca ya veterana y una joven bretona que era la primera vez que mordía pluma. Ha ido muy larga toda la mañana, cruzándose entre nosotros, y volando perdices muy largas.

El cazadero de hoy es lo que se conoce como el Policía. Una zona con bastante monte y carrascas. Miguel que llevaba perros ha ido por la parte de arriba, Mauro un poco más abajo y yo cerrando la mano. Siempre bajo las órdenes de Elías que se conoce perfectamente la querencia de las patirrojas.

He abatido un par de perdices muy largas. La Mendicute hace unos tiros extraordinarios. Tiene cañón de 6 y 9 décimas. Tiro mejor cuando no apunto y disparo a tenazón. Lo tengo comprobado. He dejado volar un par de perdices que he visto en un perdido y no he conseguido abatirlas. Si quiero asegurar la pieza suelo fallar. Sin embargo, el tiro intuitivo y rápido es más efectivo, al menos, para mí.

Que los tiros los erramos siempre por detrás o la mayoría de las veces, es muy difícil irse por delante de la pieza porque normalmente es más rápida que nosotros, lo he podido comprobar en una perdiz a la que le he tirado en un sembrado donde se ha visto perfectamente el disparo trasero al impactar los perdigones sobre la tierra. En este caso ha sido trasero y por arriba.

Al hacer algo de viento, la perdiz ha aguantado más y nos ha dado más oportunidades que otras veces. Blaki ha cobrado un par de perdices alicortadas. Una de ellas ha caído en mitad de un sembrado. Si no es por el perro no la hubiera cobrado. La ha cogido llegando ya a las piedras, a punto de meterse en el pedregal.

A mitad mañana hemos parado a tomar el taco.

La segunda vuelta se ha dado también muy bien, cobrando cinco perdices más. No he tenido ocasión de tirar a ninguna perdiz enviada, pese a que hoy éramos más personas cazando. Con buenas perchas por parte de todos hemos dado por finalizada la jornada, última de la temporada.

Desde el hotel hemos llamado al restaurante El Cruce que está en Barrax para que nos dijeran si todavía continuaba cortada la carretera. Nos han confirmado que sí, así que hemos cogido un itinerario alternativo por Lezuza. Pasado Balazote nos hemos encontrado con un grupo de agricultores que había cortado también la carretera en dirección a Albacete. Muy amablemente nos han pedido disculpas por el parón y que tuviéramos paciencia. Y así ha sido. En nuestro caso, los tres somos agricultores y entendemos perfectamente los problemas del campo.

Ya en Almansa, hemos parado a comer en El Rincón de Pedro, donde Isabel nos ha preparado un delicioso arroz meloso y unos gazpachos manchegos de quitarse el sombrero.

 

 

Patricio Simó.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image

Image Image