Huelga de agricultores en España

Hace ya unos días que, las protestas que comenzaron en Francia un par de semanas atrás, se trasladaron al resto de Europa, propagándose también en nuestro país.

Algunas de las principales organizaciones agrarias (ASAJA, UPA y COAG), bajo el lema “Sin agricultura y sin ganadería, tu mesa está vacía”, están organizando movilizaciones por todo el territorio nacional después de mantener una reunión insatisfactoria con el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. Además de las contempladas en el calendario de movilizaciones, es decir, las oficiales, existen otras organizadas por plataformas independientes que se han sumado a la protesta en defensa del campo.

Con motivo de esta, miles de tractores han irrumpido en las carreteras, puertos y ciudades de varios puntos del país, provocando cortes, retenciones y bloqueos. Pero, ¿por qué protestan los agricultores?

Agricultores y ganaderos españoles sostienen que su situación es límite, que se necesitan acciones urgentes ante la crisis del sector y una modificación de las políticas agrarias de la Unión Europea, del Gobierno y de las Comunidades Autónomas.

Piden también una solución contra la competencia desleal de terceros países (como Marruecos); una flexibilización de la PAC que actualmente encarece los costes del sector; una regulación sobre las importaciones, mediante la creación de un observatorio que se encargue de estas; un acuerdo para la gestión del agua y para que los seguros agrarios cuenten con un presupuesto suficiente para cubrir daños por catástrofes; un doble etiquetado en el que se muestre también el precio de origen del producto y la procedencia del mismo; la rebaja o derogación de la Ley de Bienestar Animal para asegurar la viabilidad de las explotaciones ganaderas; la retirada del lobo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRES) que supone un problema para las ganaderías con localización en su hábitat; entre otras peticiones.

Las protestas no cesan y el sector agrícola y ganadero no desiste. Se quiere un campo libre de dificultades para poder seguir siendo una de las bases de nuestra economía. 

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image

Image Image