El duende

A bruto no le gana nadie. Ni a bruto ni a cubalibres. Éstos los resbala que da miedo. Y asombro. Dos o tres días se puede tirar escarchando cubiletes. Sin pega. Y entre medias te corre dos piaras de vacas y se intenta beneficiar a cuatro almonteñas. Duro como un chinato, fuerte, ocurrente y pícaro. Pero cuando lo huele… se envenena.

Campeonato en El Rocío de acoso y de doma. Jinetes no, centauros. Jacas no, ángeles que muerden bocado vaquero. Sobre un caballo el más animal se convierte en príncipe. Sobre una jaca campera se está más cerca de las puertas del cielo… Y allí que se postró mi hombre, sereno y sin ambición. Pues así es, sin maldad pero con afición.

Lleva bajo las ancas al “Duende”, muy cruzado, muy domado y muy bueno. Con el “Duende” ha hecho marchas, ferias, concursos y cachondeos. Con el “Duende” ha conquistado mujeres, hombres y carteras.

El “Duende” es su niño mimado, su paño de lágrimas y su inspiración. El pintor necesita sus herramientas para tejer un gran lienzo. Y este jinete sólo necesitaba sentir los sudores de su caballo para premiar a los presentes con la mayor de las envidias, la que se consigue al hacer una obra de arte con elegancia y sencillez a la vez… Aún hablan en La Aldea de los apoyos que dibujó aquella mañana en la arena el extremeño de patillas afiladas a lomos de un tres sangres de origen nublado que tenía nombre de gnomo…

Pero amigo, el encanto de la marisma se paga caro… y el de las marismeñas más. Porque el amo de la jaca gloriosa encontró acomodo entre dos guitarras, cuatro faldas e infinitas rondas de vino… Y dos días enteros, con sus dos noches, y olvidó su nombre, su corazón y su sueño. Y perdió la oportunidad de consagrar el más alto de los éxitos en la catedral del caballo. Y el “Duende” escarbaba atado un palo de la luz, rabioso, por no poder alardear de elegancia ante aquellos competidores que no le hacían sombra…

Y pasó el tiempo, y esta vez se propuso entrar a matar sin copas de por medio. Este año iba a sesgar con distancia a la competencia. Este año iba a colocar al “Duende” sobre la cúspide del triunfo y desde allí miraría con desgana a esos prepotentes de sombrero de ala ancha. Pero el destino es la mujer más caprichosa del mundo y le mandó a las entrañas del animal un mal de esos que no se cura. Y en camión lo llevaron a la mejor clínica veterinaria. Y “cueste lo que cueste” era lo único que se le oía a su dueño. Y el destino es experto en privar de sueños a los que sueñan todos los días.

El hombre lloraba como un niño. Y como un niño se enfadó con todos y con todo. Y su madre le prometía que encontrarían otro mejor pero el joven, que ya gasta canas, se enfurruñaba y calumniaba a toda la corte celestial… La matriarca, harta de tanta llorera le reprocha: “¡hijo mío, peor hubiera sido que se hubiera muerto tu madre!”

Y va el primogénito, con los ojos calados de rabia, se levanta de un salto y le suelta: “¡sí, peor para ti!”

M.J. “Polvorilla”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image

Image Image

Image Image