Uso y eficacia de la escopeta en caza mayor

En España siempre se ha utilizado la escopeta para cazar en montería y en esperas antes de que se popularizaran los rifles, modalidades en las que tradicionalmente se empleaban las mismas escopetas de dos cañones que se utilizaban en caza menor, sobre todo yuxtapuestas, que eran poco eficaces a más de 25-30 metros por falta de precisión.

Todo lo más, estas armas se equipaban con un juego de cañones cilíndricos (sin choke) normalmente más cortos, para que la escopeta fuera más manejable, y con los que el montero podía disparar cualquier bala (no solo las diseñadas para pasar por el menor diámetro del choke, sin peligro de estropear los cañones), aunque con la misma y escasa precisión. Hasta mediados del siglo XX estas armas tenían normalmente recámaras de 65 mm. y más tarde de 70 mm., estando normalmente probadas como máximo a 900 kilogramos por centímetro cuadrado porque la presión media que desarrollaba la cartuchería de la época era muy moderada.

Hoy día este tipo de escopetas antiguas de caza menor se pueden seguir utilizando siempre que estén en buen estado y se usen cartuchos adecuados, lo que no supone ningún problema porque se siguen vendiendo municiones con vaina de 67 mm. que generan bajas presiones. Sin embargo, mi consejo es que no se cace con estas armas, sino con escopetas modernas con recámaras de 70 mm. o más largas que estén probadas como mínimo a 1.200 kilogramos por centímetro cuadrado, para que puedan disparar de forma segura los cartuchos modernos más potentes, con los que además conseguiremos mejores resultados cinegéticos.

ESCOPETAS DE REPETICIÓN

A partir de finales de los años 70 se comenzaron a popularizar escopetas semiautomáticas accionadas por gas que en caza mayor conseguían mejores resultados que las de dos cañones y las antiguas semiautomáticas de muelles. Estas armas tenían menos retroceso, podían disparar más tiros que las de dos cañones y eran más precisas al tener un solo cañón.

escopetas-caza-mayor4

Las escopetas de corredera, como esta Winchester SXP, son muy rápidas, fiables y adecuadas para practicar la caza mayor. Especialmente este modelo, que casi se carga solo al disparar, pues al tiro el cierre retrocede por reacción al retroceso.

Igualmente, existían ya en nuestro mercado algunas armas norteamericanas de repetición por sistema de corredera de muy buena calidad, caso de las escopetas Remington 870 o de la Winchester 1300, tipo de mecanismo que curiosamente ha gustado menos a los españoles pero que algunos cazadores siempre han utilizado con mucha destreza en las batidas, pues eran tan eficaces, desde un punto de vista de la “precisión”, como las semiautomáticas, pero no se encasquillaban si se manejaban bien. Y hay que tener en cuenta que a finales de los años 70, salvo honrosas excepciones, como la Beretta A-300, las semiautomáticas se encasquillaban mucho debido sobre todo a que la cartuchería de la época dejaba mucho que desear.

Para que el lector ser haga una idea de las preferencias que tenía el cazador español por las armas de caza a finales de la década de 1970, diremos que en Rafer Caza 80, publicación editada por Nike & Cooper Española S.A., que catalogaba la mayoría de las armas que se comercializaban en España en 1980, tan solo se reseñaban dos modelos de escopetas de corredera (las Remington 870 y Winchester 1300 que hemos mencionado), mientras que ya se comercializaban 17 modelos de semiautomáticas accionadas por gas o por muelles. La mayoría de las escopetas, más de 250 modelos, seguían siendo escopetas de dos cañones, sobre todo yuxtapuestas, así como bastantes armas de un cañón.

ESCOPETAS CON MIRAS DE RIFLE

La falta de precisión de los cañones lisos de escopeta de caza menor, que solo llevan un punto de mira, se debe a muchos factores, no solo al hecho de que el cañón carezca de estrías que estabilicen el vuelo del proyectil. En primer lugar hay que tener en cuenta que el diámetro interno del cañón no siempre es el mismo, sino que puede variar ligeramente según la marca, el modelo o incluso el año de fabricación de la escopeta. Así, por ejemplo, hay escopetas del 12 que tienen ánimas de 18,2 mm.; otras tienen cañones con un calibre de 18,4, de 18,6 e incluso hay modelos que poseen ánimas sobredimensionadas de mayor diámetro.

Lógicamente, debido a estas diferencias de diámetro, las escopetas no tiran igual con todos los tipos de balas del mercado, sino solo con los proyectiles que mejor se ajustan a su diámetro de ánima, lo que obliga al cazador a hacer pruebas con varios tipos de balas con el fin de determinar cuál es la más precisa, y que por supuesto puede ser o no la que más le guste o piense que es más eficaz.

Pues bien, este problema se solucionó en gran parte en la década de los años 80 (que fue realmente “prodigiosa” para el perfeccionamiento de la escopeta, pues también en ella se generalizan los chokes intercambiables y comienzan a fabricarse las primeras armas con cañones rayados), al introducirse el uso de escopetas con cañones cilíndricos provistos de miras regulables de rifle que, además de permitir apuntar con mayor precisión que con el punto de los cañones de caza menor, permitían regular en altura y deriva el punto de impacto de las balas.

Con este tipo de miras, sobre todo montadas en armas de un cañón, como las de corredera o semiautomáticas, se pueden realizar disparos con suficiente precisión para alcanzar un venado o jabalí a 70-80 metros y hace posible que el cazador pueda utilizar más tipos de balas, aunque evidentemente las más precisas (las que agrupan mejor) siguen siendo las que mejor se adaptan al diámetro del ánima del cañón.

Tipos-de-balas-y-armas-19

Blanco conseguido a 100 metros con una Benelli con cañón rayado y balas Wincheser XP3 subcalibradas. Tiene alza pero no visor, razón por la que la grupacíón no es mucho mejor.

DE ÁNIMA ESTRIADA 

Pero sin lugar a dudas, el mayor adelanto experimentado por la escopeta como arma de caza mayor tiene lugar a finales de los años 80 y durante los primeros años de la década de los 90 del siglo XX, cuando algunos fabricantes norteamericanos de armas y de municiones (Federal, Mossberg, Remington, Winchester, Benelli, etc.) consiguen estriar de forma eficaz cañones de escopeta y comienzan a lanzar al mercado diferentes modelos de armas y balas subcalibradas, específicamente diseñadas para ellos, con las que es posible cazar con gran precisión a distancias superiores a los 100 metros, convirtiendo a la escopeta en algo así como en un rifle de corto alcance.

Para que el lector se pueda hacer una idea más exacta de la eficacia de estos cañones y de las nuevas balas subcalibradas, en comparación con los de ánima lisa, baste decir que la escopeta Remington modelo 870 Caza Mayor (de corredera y con cañón estríado de 58 centímetros, al que se le puede acoplar visor), desarrolla una velocidad inicial de 555 metros por segundo con cartuchería Remington 12-70 cargada con bala subcalibrada Accutip, de 385 grains, y que esta bala solo tiene una caída de 8 centímetros con el arma regulada para que haga blanco donde se apunta a 140 metros.

Cabe añadir que la idea de crear escopetas con cañones rayados no es nueva. Hace muchos años la quiso poner en práctica la célebre firma Holland & Holland, pero por falta de tecnología, entre otros motivos, no fue viable más que estriar la zona del choke (sistema Paradox, que igualmente adoptó Westley Richards con el nombre de Explora). El método permitió crear escopetas de caza mayor muy eficaces, pero era caro y poco práctico, por lo que cayó en desuso hasta que volvió a adquirir cierta popularidad en los EE.UU cuando se generalizó el uso de chokes intercambiables y fabricantes como Remington lanzaron al mercado chokes estriados, denominados rifled choke tubes, que no han tenido uso en España pese a que mejoran notablemente la precisión de las balas.

ÚNICOS CALIBRES ADECUADOS: 12 y 20

En España se comercializan cartuchos cargados con bala de escopeta de casi todos los calibres que están en uso: .410, 28, 20, 16 y 12, algunos con diversas longitudes de vaina, pero en caza mayor, y sobre todo en montería y esperas, no deben utilizarse calibres más pequeños del 20 porque no son efectivos y con ellos se hieren más piezas que se cobran.

Con una escopeta del 16, sí se puede practicar la caza mayor, pues los cartuchos de bala de este calibre, normalmente ofrecidos en versión 16-67, sí generan energía suficiente. Sin embargo, no es buena idea utilizarlo porque se trata de un calibre en desuso para el que no se fabrican escopetas ni municiones modernas y la variedad de balas que se comercializa es escasa.escopetas-caza-mayor-5

No sucede lo mismo con el calibre 20. Aunque dispara balas de menor diámetro, cualquier proyectil de este calibre genera también energía suficiente para abatir las piezas que se cazan en nuestro país y para él se ofrece una amplia variedad de cartuchos de balas para todo tipo de cañones lisos con o sin choke y estriados. Incluso se fabrican escopetas de muy buena calidad especialmente diseñadas para cazar con bala, como la Benelli Rafaello Slug, por ejemplo.

Sin embargo, salvo que exista alguna razón por la que sea necesario utilizar este calibre, siempre que se pueda es preferible usar en caza mayor el calibre 12. No solo dispara balas más gruesas y pesadas, a una velocidad similar, que desarrollan más energía, poseen un poder de parada superior y, por tanto, son más eficaces, sino que la oferta de cartuchos y tipos de proyectiles cargados en vainas de todas las longitudes (cortas de 67 mm., estándar de 70 mm. e incluso magnum de 76 mm.), así como de escopetas diseñadas para caza mayor es muy superior.

¡PELIGRO: LARGO DE VAINA Y SOBREPRESIÓN!

Especialmente en calibre 12, pero también en 20, se pueden adquirir en España municiones para escopetas con recámara de 65 mm. (normalmente cargados en cartuchos con vaina de 67 mm.), 70 y 76 mm. Los cartuchos de menor longitud se pueden disparar sin peligro en armas con recámaras más largas, pero no al revés porque se origina una fuerte sobrepresión que puede causar un accidente, ya que al abrirse la vaina durante el disparo parte de ésta se introduce en el interior del cañón y lo obstruye.

Si disparamos una carga de perdigones, la sobrepresión que se produce ya es muy fuerte y peligrosa, pero con una bala será aún mayor porque el proyectil es sólido y no puede adaptarse al menor diámetro del cañón sin que la presión alcance valores que romperán el arma y ocasionarán un grave accidente.

Así pues, hay que tener mucho cuidado a la hora de comprar los cartuchos, que siempre tienen que tener una vaina cuya longitud sea igual o inferior al largo de la recámara: es decir, balas 12-76 si nuestra escopetas es del calibre 12-76 (ó 12-89); del 12-70 si la escopeta es del 12-70 (o del 12-76 o 12-89), etc.

¿Y por qué sí se pueden disparar cartuchos 12-67 en una 12-65? Bueno, porque, por seguridad, las recámaras de escopeta miden unos dos milímetros más de lo que indica el calibre del arma. Igualmente, también, por seguridad, las vainas miden un poco menos de lo que indica el calibre del cartucho, de modo que al final, cuando se dispara un cartucho del 12-67, la vaina encaja perfectamente dentro de la recámara y no invade el cañón. Sin embargo, si disparamos un cartucho 12-76 en una recámara del 12-70 o bien un cartuchos 12-70 en una recámara del 12-65, las dimensiones de la recámara no son capaces de albergar a la vaina y se produce la sobrepresión.

¿CARTUCHOS MAGNUM O ESTÁNDAR?

Así como en caza menor el uso de la cartuchería con vaina de 76 milímetros no tiene aplicación en nuestro país, sobre todo en calibre 12 porque es muy potente, en caza mayor las balas magnum pueden ser una alternativa válida para cazar, sobre todo en montería, ya que desarrollan velocidades mayores (son unos 30 metros por segundo más veloces en boca de fuego en la mayoría de los modelos) y por tanto son cartuchos más potentes que los estándar.

El único problema es que la oferta de municiones magnum cargadas con bala que se puede adquirir en España no es muy importante, aunque hay modelos a la venta, caso por ejemplo los excelentes cartuchos Remington Accutip, Cooper Solid, Slugger y Slugger High Velocity, que distribuye Borchers, S.A.

ESCOPETAS APTAS PARA MONTEAR

La modalidad de caza mayor en la que más se ha utilizado y se sigue utilizando actualmente la escopeta es la montería. De hecho, en esta modalidad ha vuelto a cobrar protagonismo porque desde hace algunos años se están organizando monterías en las que no se autoriza por seguridad, debido a su mayor alcance, el uso de rifles.

Como antaño, se pueden utilizar armas de caza menor, de dos cañones o de repetición, utilizando balas que pasen bien por los chokes y después de haber hecho pruebas con varios modelos para determinar con cuál tira mejor la escopeta. Hay muchos tipos de balas capaces de pasar por cualquier choque, desde las clásicas Brenneke y tipo Foster noteamericanas (como la Remingon Slugger o la Winchester Rack Master, proyectil que también se puede usar en ánimas estriadas, etc.); a las modernas Sauvestre y Saga Hurricane, Twister, Bolido y Sub-12, etc. pasando por un sinfín de modelos y marcas.

Pero ¡ojo!, porque también hay muchas otras balas que no pasan por los chokes, o mejor dicho que sí pasan pero rompiéndolos si por error las disparamos. También hay proyectiles que se pueden usar en chokes abiertos (hasta 3 estrellas, pero no en cerrados), por lo que elegir bala para un cañón con choke no deja de ser complicado. Por eso, es siempre preferible utilizar un cañón cilíndrico o con el choke cilíndrico, en el que podremos disparar cualquier tipo de bala, si bien con algunos modelos subcalibrados, ideados para ser utilizados en cañones estriados, no conseguiremos buena precisión.

La excepción es la bala francesa Sauvestre, pues siendo subcalibrada se estabiliza por efecto flecha (pesa más la punta que la cola) para que vuele de punta aunque el cañón no tenga estrías Además de escopetas con chokes intercambiables, como sucedía antes, hoy se siguen comercializando algunas armas de caza menor a las que se le puede acoplar cañones cilíndricos más cortos que los de perdigones para que no tengamos problemas al elegir la bala y sea más corta y manejable.

 

escopetas-caza-mayor-3

Escopeta semiautomática Pardus junto a sus dos cañones lisos con chokes intercambiables y cilíndricos.

Es el caso, por ejemplo, de la escopeta turca Pardus modelo AS que comercializa Armería Izquierdo con un cañón de caza menor de 66 ó 71 cm. (provisto de chokes intercambiables) y con otro de 61 cm. cilíndrico. Si el cañón es cilíndrico con miras de rifle, conseguiremos mejores resultados y, si además es estriado y le acoplamos un visor, casi nos parecerá que estamos monteando con un rifle. Digo casi porque las balas de escopeta, aunque su precisión es altísima cuando se disparan en cañones estriados, son más lentas que la mayoría de las de rifle, lo que obliga a adelantar más el tiro y por tanto resulta especialmente más complicado colocarle un balazo a un venado o jabalí corriendo.

Ejemplos de balas diseñadas para ser disparadas en cañones rayados son la citada Remington Accutip, la Winchester XP3, la Federal Vital Shok o la Federal Power Shok, todos subcalibradas y envueltas en una pieza denominada sabot o alojadas en el interior de un taco, que es la pieza que toma las estrías e imprime al proyectil el movimiento de rotación.

Con este tipo de balas subcalibradas se consiguen las mejores prestaciones, pero en estos cañones también se pueden disparar las demás balas de escopeta, a veces con resultados muy buenos en precisión y otros no tanto, lo que obliga a hacer pruebas. La variedad de marcas y modelos de escopetas con cañón estriado y miras de rifle que podemos encontrar en el mercado no es muy alta comparada con las de ánima lisa, pero es suficiente y de gran calidad.

Citaremos como ejemplos a tres magníficas escopetas: la Benelli Supernova, de corredera, la mencionada Remington 870 Caza Mayor, también de corredera, y la semiautomática Winchester SX3 Big Game (es un combo que se entrega con dos cañones, uno con ánima rayada de 61 centímetros y el otro liso de 71 con chokes intercambiables), entre otras.

Con estas armas, cargadas con balas subcalibradas, se obtiene la mejor precisión y son muy efectivas en montería hasta los 100 metros. A mayor distancia siguen siendo precisas, pero la energía remanente del proyectil (con la que impacta en la pieza) ya no es lo suficientemente alta como para asegurar su cobro.

CAZA EN ESPERA

Antes de que se popularizara en España el uso de rifles, se han hecho muchas esperas usando escopetas de caza menor, que proporcionan muy buenos resultados al ser normalmente corta la distancia de tiro. Pero, por supuesto, si utilizamos una escopeta con cañón rayado y un visor adecuado, conseguiremos mejores resultados.

Además de las mencionadas escopetas de corredera o semiautomáticas, cuyos ruidosos mecanismos podrían delatarnos, podemos optar por escopetas monotiro, es decir, de un solo cañón rayado, caso de las económicas H&R Tracker II y H&R Ultralight Hunter que comercializa Borchers, S.A. a precios de venta al público recomendados de 301 y 448 euros, respectivamente. Cabe añadir que ambas armas monotiro, además de por su precio moderado, se caracterizan por ser muy precisas y por tanto útiles también para realizar disparos a “larga” distancia.

RECECHANDO CON ESCOPETA

Los cañones estriados, y sobre todo las modernas balas subcalibradas, que pueden diseñarse con una forma más aerodinámica, han permitido que las escopetas se puedan utilizar también en recechos a media distancia, modalidad en la que además se muestran más efectivas que en montería al estar las piezas inmóviles y más tranquilas.

Los mejores resultados se consiguen con escopetas de repetición o monotiro provistas de visores ópticos, así como con los citados proyectiles subcalibrados que proporcionan precisión y potencia suficiente para abatir hasta a unos 120-130 metros cualquier pieza de caza mayor. Con las demás balas, aunque la precisión sea suficiente, el alcance efectivo es menor debido a la pérdida de velocidad remanente que sufren los proyectiles.

Juan Francisco París

Y tú ¿Qué balas y escopetas utilizas para la caza mayor?

Iberalia GO! organiza un viaje a Túnez para ir tras los jabalíes en batida, ¿Te Apuntas?

[button link=”https://app.iberaliago.com/es/expedition/details/batidas-en-t%C3%BAnez/4057″ size=”default” icon=”Select a Icon” side=”left” target=”” color=”b70900″ textcolor=”ffffff”]Infórmate aquí[/button]

One Reply to “Uso y eficacia de la escopeta en caza mayor”

  1. Roberto Carlos dice:

    Necesito una escopeta para caza de venado cuanto cuesta calibre 12 o calibre 16

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image