Clip-on térmico ThermTec Hunt 650

El fabricante ThermTec lleva ya varios años ofreciendo en nuestro país sus productos de visión térmica, tanto la serie de monoculares Cyclops como los visores Ares y Vidar; pero ha sido este año cuando ha terminado de completar su oferta añadiendo a su catálogo un clip-on, esto es, un aparato adaptable a la campana de nuestro visor diurno: el Hunt.

La serie Hunt está compuesta por dos modelos, denominados Hunt 335 y Hunt 650. Los dos últimos dígitos hacen referencia al diámetro de la lente delantera, de 35 milímetros en el caso del 335, y de 50 milímetros en el caso del 650; la primera cifra, el 3 y el 6, hace referencia al tamaño del sensor, de alta resolución en el caso del 3 (384×288 píxeles) y de muy alta resolución en el caso del 6 (640×512 píxeles). En esta ocasión vamos a probar el de mayor resolución, el Hunt 650.

Lo primero que llama la atención es su tamaño y también su peso: apenas 13 centímetros y apenas 400 gramos, extremadamente pequeño y extremadamente ligero, perfecto para llevarlo en el macuto, incluso en el bolsillo de la chaqueta. El secreto de su ligereza está en el material utilizado para su construcción, una aleación de magnesio tan ligera como resistente. Para su montaje al visor cuenta con una rosca M52x0,75, la conocida como «estándar», al ser ésta la más común y la más utilizada por los fabricantes de aparatos tanto de visión térmica como de visión nocturna acoplables al visor, por lo que no resulta complicado encontrar el adaptador correspondiente. En este caso utilizamos el adaptador recomendado por la propia casa ThermTec, de la marca eslovena SmartClip.



En lo referente a su manejo, en el lateral izquierdo del Hunt encontramos el botón de encendido –rapidísimo, por cierto, en apenas seis segundos– y junto a él un puerto USB-C que sirve tanto para cargar la batería interna como para descargar las fotos y vídeos al ordenador (cuenta con una memoria interna de 64GB), así como para actualizar el firmware; la tapa de goma del puerto USB garantiza la total estanqueidad al agua y al polvo del aparato, que cuenta con un índice de protección IP67. En la parte superior encontramos la rueda de enfoque –rápida y precisa– y junto a ésta tres botones –engomados y silenciosos– con los que podremos acceder a todas las funciones del Hunt, como el cambio de paleta de color, el zoom digital, la realización de fotografías y vídeos, y por supuesto, el menú de ajuste de pantalla, de puestas a tiro (hasta 4 perfiles distintos para cuatro armas diferentes), de los diferentes idiomas (incluido el español), de la conexión WiFi y un largo etcétera.

Montaje y puesta a tiro


Realizando un montaje apropiado, el Hunt –acoplado a nuestro visor diurno– resulta tan fiable como un visor térmico, pero con las ventajas que supone no tener que cambiar de visor para pasar de la visión diurna a la térmica; la clave está en la elección de un acople de la calidad necesaria, que sea del tamaño que corresponda exactamente al diámetro externo de la campana de nuestro visor, y que lo montemos siempre en la misma posición y debidamente apretado, preferentemente sin hacer uso de anillos de compensación de diámetro.

Cumpliendo esto, sólo necesitaremos tener previamente puesto a tiro nuestro visor diurno, para proceder a la puesta a tiro del Hunt, la cual haremos realizando un nuevo disparo sobre la diana, ahora ya con el clip-on térmico montado, y llevando mediante el menú del propio aparato el impacto de la bala al centro de la retícula. Una vez hecho esto podremos quitar y poner cuantas veces queramos el Hunt de nuestro visor sin necesidad de realizar una nueva puesta a tiro. Podremos memorizar cuatro puestas a tiro diferentes, para poder utilizar el mismo clip-on térmico con cuatro rifles, visores o municiones distintas.

App ‘Smart Thermal’


Tanto el Hunt como el resto de dispositivos de la marca ThermTec se pueden conectar a nuestro teléfono móvil con la aplicación correspondiente; en este caso se denomina ‘Smart Thermal’ y está disponible tanto en Apple Store como en Play Store, para dispositivos Apple y Android, respectivamente. Una vez emparejado el dispositivo con nuestro smartphone podremos acceder a infinidad de funciones, desde la actualización del firmware hasta la descarga de fotos y videos, así como para su visionado, pasando por los ajustes de pantalla, la reproducción en vivo live view y un largo etcétera.

Los usuarios de redes sociales, a poco que tengan cobertura en su zona de caza, podrán de esta forma compartir sus experiencias y lances en las distintas redes prácticamente en tiempo real.

Calidad de imagen


Ya durante la puesta a tiro es fácil que apreciemos la gran calidad de imagen del Hunt 650, pero será en su medio natural, en el monte, tan pronto como la luz empiece a escasear, cuando nos demos cuenta de sus mejores virtudes; la clave está en el generoso sensor de 640×512 píxeles dotado de una sensibilidad térmica (NETD) inferior a 20mK, lo que unido a un software que hace uso de un algoritmo de corrección de imagen con autoaprendizaje, permite obtener una imagen nunca antes vista en un aparato de estas características. Fruto de ello es la distancia de identificación, reconocimiento y detección del Hunt 650, que en el de la detección se va hasta los 2.600 metros de distancia.


Pero si a través del ocular de nuestro visor diurno es posible apreciar la calidad de la imagen captada por el Hunt 650, más lo es si posteriormente visualizamos las imágenes o los vídeos captados por el mismo en una pantalla de ordenador, smartphone o televisión, por lo que aquellos aficionados a inmortalizar sus lances, o quienes hacen uso de las redes sociales para compartir este tipo de documentos, agradecerán sobremanera la definición proporcionada por este sensor de gran tamaño alimentado por una lente de 50 milímetros. De hecho, para los cazadores más «tradicionales», el hermano «pequeño» del Hunt 650, el Hunt 335, es más que probable que satisfaga igualmente todas las necesidades para la práctica de la caza en cualquier circunstancia y a distancias no ya cortas y medias, sino ciertamente largas.

Control remoto


Interesante es cómo ha resuelto ThermTec un problema propio de todos los dispositivos acoplables a la lente delantera de los visores –ya sean térmicos, ya sean nocturnos–, que es la «lejanía» a la que queda el aparato una vez encarada el arma, lo que dificulta acceder con comodidad y facilidad a sus botones; en esta ocasión, ha sido mediante un anillo, mediante una sortija, como han encontrado la solución.

Dentro de la funda semirrígida de protección, además del Hunt y de sus accesorios, encontramos una cajita/cargador idéntica a la de los típicos auriculares bluetooth, pero que porta en su interior (a la vez que lo carga) un anillo con tres botones en su parte superior, botones que corresponden a los tres que se encuentran en la parte superior del Hunt, replicando sus funciones vía bluetooth, por lo que incluso en posición de tiro, sin desencararnos el arma, podremos hacer una foto, cambiar la paleta de color, grabar un vídeo o acceder a cualquiera de las funciones del Hunt.

Adaptador SmartClip


El mejor rifle alemán y el mejor visor austriaco de nada valdrán si sus monturas no son las apropiadas o no se encuentran debidamente montadas; y exactamente lo mismo ocurre con los dispositivos clip-on y las miras telescópicas, que de poco o nada valen si el adaptador utilizado para unirlos no cumple con todo lo necesario: la debida adecuación y un montaje preciso.

ThermTec ha realizado sus pruebas con los adaptadores del fabricante esloveno SmartClip, en concreto con la serie para adaptar a la rosca M52x0,75, que es la que lleva el Hunt, consiguiendo con este adaptador resultados cien por cien satisfactorios, por lo que recomienda este acople para garantizar la precisión y la constancia en el montaje de sus dispositivos térmicos clip-on.


Conclusión


El Hunt de ThermTec es el dispositivo ideal para aquellos cazadores que alargan sus jornadas de caza más allá de la puesta del sol; su peso y tamaño tan reducidos lo convierten en el complemento ideal para portar en el morral y convertir el visor diurno con el que hemos estado cazando hasta la puesta del sol tras los corzos, venados o rebecos, en la herramienta perfecta con la que continuar la jornada de caza tras los cochinos, sin necesidad de cambiar de arma ni de visor y, lo que es más importante, sin necesidad de hacer un desembolso extremadamente grande en otro visor térmico o nocturno, más sus correspondientes monturas desmontables, ya que el Hunt 335 tiene un PVP de 2.090 euros, siendo el del Hunt 650 de 3.069 euros, a los que tan sólo habría que sumar los 172 euros del adaptador, o ni tan siquiera eso, pues si se adquieren conjuntamente tienen un descuento de 100 euros.

Más información sobre ThermTec

ThermTec se comercializa en España a través de Visiotech, estando su centro de distribución, soporte y servicio de asistencia técnica en Madrid.

VISIOTECH – Calle Alberto Sánchez, 31, 28052 Vicálvaro – MADRID

Tel.: 911 836 285

Web: www.thermeyetec.com

E-mail: [email protected]

Texto y fotos: IA Sánchez.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image

Image Image Image