Suspenso en comunicación

He esperado un tiempo prudencial para compartir con vosotros unas reflexiones que llevo haciéndome desde siempre pero que se reavivaron de manera muy intensa tras la manifestación junto a los pescadores en Madrid. Bien sabemos que fue masiva y que resultó un escándalo la absoluta indiferencia con que la trataron los medios de comunicación. Como si no hubiera existido y como si los más de 150.000 que abarrotaron Castellana y Gran Vía hubieran sido 15. Bueno, si hubieran sido 15 presuntos ecologistas, disfrazados por ejemplo de ranas, habrían salido en todas las cadenas de televisión, habrían protagonizado informativos y tertulias, los habrían entrevistado en todas la radios y les habrían dado fotazo en página impar en los periódicos de difusión nacional. Pero al ser todos esos miles pescadores, cazadores y gentes del campo, total, ¿a quién le va a importar?

El enfado de los colectivos despreciados se hizo notar, y en esta ocasión la protesta llegó a los medios y algunos se apresuraron a intentar rectificar lo que en el mejor de los casos fue una lamentable metedura de pata y una evidente falta de profesionalidad. Aducir ignorancia de un hecho así pone en mal lugar de inicio al periodista que tiene la obligación de enterarse. Y hubo hasta director que se topó con la manifestación y en su diario ni se la mentó.

Pongo eso por delante. Pero inmediatamente detrás hemos de poner lo nuestro, lo que viene siendo nuestra llaga, nuestro suspenso y la causa de no pocos de nuestros males. La incapacidad comunicativa, la falta absoluta y total en este sentido de capacidad de hacer llegar nuestra voz, mensaje y razones a los medios y a través de ellos al conjunto de la sociedad. Y mientras que no comprendamos que antes que ninguna esa es la asignatura que tenemos que estudiar y aprobar de una maldita vez, seguiremos en la postración, en la queja, en el gueto y en la creciente marginación.

Fui años portavoz de la RFEC, lo dejé ante la penosa situación de la cúpula de la organización que prosigue tumorando al colectivo, y allí al menos creí llegar a comprender la hondura del problema e intenté en lo que pude, que fue poco, paliar la situación. Pero es preciso abordarla en serio y ello ha de ser una tarea prioritaria, y no me atrevo a decir que conjunta porque eso ya es meterme donde no me llaman.

En realidad es cuestión de decisión, voluntad y medios. Hay que dejar el voluntarismo atrás, hay que crear la herramienta, dotarla de unos medios personales y técnicos mínimos, trazar el plan de trabajo y ponerse a funcionar. Hoy a nadie, excepto a nuestro muy quejumbroso sector se le ocurre poner a ‘vender’ algo ‘escondido en el arca’ y sin saber a qué tienda ofrecerlo ni de qué manera hacer que las gentes conozcan la mercancía. En un mundo donde la comunicación marca muchas de las hegemonías, nosotros no solo parecemos renunciar a ella sino que, en ocasiones, hasta abjuramos y proponemos silencio, chitón y oscuridad.

He teorizado sobre el asunto demasiadas veces como para insistir en ello. Ahora se trata de ir a cosa práctica y de ponerse de una vez a la tarea. Desde donde sea y con la fórmula que sea, pero ‘eso’ hay que empezar a resolverlo de inmediato. De lo contrario mañana haremos una manifestación de un millón y, en vez de abrir un telediario, como mucho nos pondrán una esquela.

Antonio Pérez Henares
[email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image