Acoso en redes sociales

Lo más triste de todo esto es que suelen ser personas que arreglan el mundo desde una pantalla, que no saben lo que realmente es la naturaleza ni los cuidados que necesita. Que para ellos tener un animal significa darle comida, agua y vestirle de carnaval. Que hablan desde la más pura ignorancia.

Desde que tengo prácticamente uso de razón practico la caza, todo tipo de modalidades que engloban la mayor y la menor. Desde hace unos años decidí compartir mis aventuras a través de mis redes sociales, siempre desde el respeto e intentado enseñar que la caza es muy necesaria.

Al comenzar esta pequeña andadura, algunos de mis compañeros comentaban que habían sufrido acoso animalista a través de redes sociales, algo que no quería terminar de creer, ya que la caza es algo legal, permitido y cada uno con sus redes sociales es libre de hacer lo que quiera.

Nunca imaginé que viviría en mis propias carnes acoso animalista. Hace tres año empezó mi odisea.

Un día cualquiera, me levanté y mi teléfono echaba fuego. Miles de mensajes privados, comentarios, incluso algunas de mis imágenes se habían compartido en grupos de animalistas.

«Asesina, ojalá te mueras, eres una aberración, ojalá el tiro te lo den a ti…», eran las palabras más flojitas que me dedicaban cientos de personas.

Y yo me preguntaba: ¿por qué? Si no practico nada ilegal, tengo todos mis papeles, respeto todos los vedados… no daba crédito de lo que me estaba pasando.

Mi reacción fue no entrar en ese juego, ya que es darlos más protagonismo y es lo que buscan. Denuncié varias páginas animalistas donde habían colgado mis imágenes, ya que en algunas no solo aparecía yo, sino gente de mi entorno. Privaticé mis cuentas e, incluso, puse varias denuncias en el cuartel de la Guardia Civil. Después, intenté llevarlo lo mejor posible.

A día de hoy, sinceramente, yo no doy importancia a ese acoso, ya que, de vez en cuando, lo sigo sufriendo. No tengo miedo. Voy a seguir practicando lo que más me gusta que es la caza. Le guste a quien le guste y le pese a quien le pese.

Pero la peor parte, los que peor lo llevan son mis familiares, sobre todo mis padres que no pueden evitar preocuparse por mí, pues hasta he llegado a sufrir amenazas de muerte. Temen que en alguna de mis jornadas o, incluso, en mí día a día, me pueda ocurrir algo. Mi sufrimiento realmente es por ellos, que vivan con ese miedo.

Lo más triste de todo esto es que suelen ser personas que arreglan el mundo desde una pantalla, que no saben lo que realmente es la naturaleza ni los cuidados que necesita. Que para ellos tener un animal significa darle comida, agua y vestirle de carnaval. Que hablan desde la más pura ignorancia.

Todos tenemos que unirnos y luchar contra ellos. No podemos callarnos y no hacer nada, sino nunca acabaremos con esto. Por eso, desde mi vivencia, animo a todo el que lo sufra a que no se calle, que no tenga miedo, que denuncie y tome todas las medidas legales oportunas para acabar con esto.

Y a ellos, a todos esos que me han acosado, les dejo esta cita para que reflexionen: «La libertad de uno termina donde empieza la del otro».

Marta López | @martalopezhunt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image

Image Image

Image Image