Campaña para frenar legalmente los ataques de odio a cazadores de la RFEC

La Real Federación Española de Caza (RFEC) ha puesto en marcha una campaña para dar a conocer a la sociedad los distintos ataques de odio y amenazas que reciben los cazadores españoles en redes sociales.

Como primera acción, la RFEC ha publicado un vídeo donde denuncia el trato vejatorio e intimidatorio que sufren los cazadores al hacer visible en las distintas redes sociales su afición por la caza, una actividad ética y legal que resulta fundamental a nivel socioeconómico, ambiental y cultural.

La federación espera que los distintos grupos que conforman el Congreso de los Diputados, y que se comprometieron con la RFEC en esta legislatura, apoyen una propuesta para que puedan ser castigados a través del artículo 510 del Código Penal

En este sentido, la federación trabajará con los principales grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados que firmaron en 2023 el “Compromiso Político con la Actividad Cinegética”, para que planteen una modificación del artículo 510 del Código Penal y no queden impunes agresiones y ataques como los cada vez más frecuentes y hostiles comentarios recibidos por el sector cinegético.

La RFEC considera que deben ser castigados como delitos de odio los ataques y amenazas a cazadores en redes sociales, el boicot de las cacerías, los destrozos en vehículos y puestos de caza o episodios violentos como los que a menudo sufren los cazadores en sus salidas al campo por parte de animalistas.

De esta forma, la RFEC espera que PSOE, Partido Popular (PP) y VOX trabajen en esta modificación del CP y demuestren el compromiso firmado con el sector cinegético de cara a esta legislatura, apoyando medidas por el reconocimiento y el respeto social de la caza, la no criminalización de conductas o juicios de valor previos que perjudiquen su imagen en la sociedad.

Para el presidente federativo, Manuel Gallardo, la modificación del artículo 510 es una medida “prioritaria” ya que el sector está sufriendo un acoso y una violencia al alza por parte del colectivo animalista, pasando en unos años de “ataques en redes sociales a través de perfiles falsos” a incidentes durante las jornadas de caza que “ponen en peligro la seguridad de los cazadores y la práctica de la actividad”.

Durante los próximos meses, la federación va a seguir realizando distintos actos comunicativos y de difusión para continuar denunciando unos ataques y amenazas que “no deben quedar impunes”.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image

Image Image