Yo tenía un rancho en África

 

Quién no conoce la famosa película Memorias de África y su frase introductoria: “Yo tenía un rancho en África…”? Pues nosotros también podemos empezar nuestra historia con la misma frase, pero en presente: “Tenemos un rancho de caza en África y llegó el virus…”.

No en Kenia ni cultivando café ni se nos quemó la plantación como en la peli, ni Silvia es Meryl Streep ni yo Robert Redford (¡qué más quisiéramos!). Pero sí es Sudáfrica y, en vez de cultivar café, nos dedicamos a cumplir los sueños de los cazadores con nuestra compañía The Hunter’s Dream Safari (El Sueño de un Cazador).

Y somos Silvia y Antonio y aquí estamos: still smailing, todavía sonriendo, como dicen aquí, ¡después de quince años de aventura!

 

La llamada de África.

En corto, nuestra historia empezó un día de verano en España cuando estábamos de vacaciones en la playa. Yo, siendo cazador desde niño, he tenido siempre el sueño de ser cazador en África y no he parado hasta conseguirlo, teniendo la suerte de tener a mi vera a mi compañera incondicional de vida y cómplice incansable de todas nuestras aventuras.

 

Elefante

Al estar un año sin cazar, los animales están confiados y se pasean cerca del lodge.

 

Ya habíamos viajado de safari varias veces y sentimos en nuestras carnes la “llamada de África” con tanta intensidad que ese día de verano nos liamos la manta a la cabeza, lo dejamos todo y nos compramos un rancho en la provincia del Limpopo, en la meca de la caza. Y así empieza esta historia de sueños cumplidos, pasión, emoción, entrega y amor.

 

Hacer bien las cosas…

Cuando vinimos por primera vez de safari lo hicimos con una de las mejores compañías de aquella época (año 2003), pero no tuvimos suerte con el profesional que nos tocó. Y al acabar el safari, por deformación profesional, recuerdo que comentamos: “¡Con lo fácil que es hacerlo bien y que mal lo hacen!”

Y cuando nos decidimos a establecernos como compañía de caza, ese recuerdo estuvo siempre presente y nos guió para saber en todo momento lo que ‘no’ debíamos hacer. Empezó una actividad frenética en cuanto nos lanzamos al mercado.

Transmitíamos tanta pasión e ilusión que nos fue relativamente fácil conseguir los primeros clientes y, a partir de ahí, no hemos hecho más que mejorar nuestro producto: instalaciones, servicios, trato, calidad y, sobre todo, hemos llegado a ofrecer una experiencia inigualable e inolvidable a todo el que nos visita.

Gracias a las opiniones de los clientes en la plataforma de viajes TripAdvisor, tenemos el Certificado de Excelencia desde hace ya seis años y este año, además, nos han otorgado el Traveller’s Choice, incluyéndonos en el 10% de los mejores hoteles de mundo.

Somos el único lodge de caza que tiene estos certificados y tuvieron que crear la categoría de ‘Lodge Rústico’ para poder incluirnos, porque, hasta llegar nosotros, no existía. Cazar multitud de especies y con una gran densidad. Cazar en español y comer bien, y dormir bien y, en resumen, disfrutar cada minuto de su estancia con nosotros, cazando con la tranquilidad de las cosas claras, sin tapujos ni engaños.

 

Búfalo

Gran ejemplar de búfalo abatido en una de las concesiones de Sudáfrica.

 

Y, al cabo de unos años, empezamos de la mano de Iberalia y nuestro amigo Manuel Mateos y su equipo a grabar reportajes de caza en nuestro rancho y concesiones para difundir entre los espectadores de este magnífico canal cinegético aspectos inéditos de la caza en África con The Hunter’s Dream Safari.

 

Y llegó el virus.

El año pasado viajamos a España a finales de febrero para asistir a las distintas ferias de caza europeas y, a los pocos días de llegar, casi sin darnos cuenta, cancelaron la de Madrid, ¡iban a cerrar Madrid! Sudáfrica anunció que cerraba fronteras a vuelos europeos y tuvimos que salir deprisa y corriendo de España para no quedarnos varados sin poder regresar a casa. Todo el mundo temblaba frente a la amenaza de este virus desconocido, ¡qué os vamos a contar que no sepáis!

En verdad, no le dimos la importancia que tenía, siempre creyendo que sería algo pasajero y que, en pocos meses, todo volvería a la normalidad. No podíamos llegar a imaginar en aquel momento su alcance y las consecuencias sanitarias y económicas que traería a nivel mundial.

Poco a poco nos íbamos enfrentando a la realidad. No venían cazadores ni sabíamos cuándo podrían venir… Los clientes fueron aplazando y cambiando las fechas de las reservas que teníamos para el año pasado y las pospusieron para este 2021. Afortunadamente, no sufrimos anulaciones o cancelaciones.

Y mes a mes creíamos que al siguiente todo mejoraría y ya habría pasado todo. Pero no, ¡otro mes más! Y veíamos pasar las estaciones del año: al principio, el otoño, después el invierno que fue cortísimo, después la primavera intensa con olores y floraciones largas y, por último, ahora, el verano, con una gran cantidad de lluvia inesperada. Seguramente estos cambios climáticos son debidos al virus, también.

 

Anochecer africano

Una experiencia inolvidable: un mágico anochecer africano.

 

Pudimos y podemos disfrutar de la finca y del rancho como nunca antes hemos tenido oportunidad de hacer, porque estábamos ocupados cazando con los clientes sin tiempo ni para descansar.

Al estar un año sin cazar, los animales están confiados, se pasean cerca del lodge con total tranquilidad, nos permiten acercarnos a ellos a pocos metros y nos regalan imágenes insospechadas y entrañables.

Hablábamos con amigos y conocidos en Sudáfrica que también tienen fincas de caza y vimos que empezaban a dedicarse a otros trabajos: recogida y venta de leña, plantar vegetales, etc., pero, sobre todo, muchos de ellos reconvirtieron sus compañías de caza en empresas de safaris fotográficos para el público local sudafricano.

 

No era una broma…

Empezaron a cerrar taxidermias, casas de huéspedes, restaurantes, tiendas relacionadas con la caza, armerías, compañías de caza de toda la vida echaron el cierre…Y fue ahí cuando nos dimos cuenta, de verdad, de que no era una broma.

Nosotros, afortunadamente, teníamos ahorros y hemos ido tirando de ellos para seguir al pie del cañón: mejorando instalaciones, haciendo las obras que nunca habíamos tenido tiempo de hacer en el lodge, cuidando de los animales, mejorando nuestra presencia en el mercado a través de nuestra web y redes sociales…

Y, también, afortunadamente, damos gracias porque no hemos parado de recibir solicitudes de información y presupuestos por parte de la comunidad cazadora española e hispanohablante en Sudamérica.

Y, ahora, en la distancia, todavía no podemos creer que ya llevemos un año desde que todo empezó. Parece una película de ciencia ficción. Por suerte, y no dejamos de repetírnoslo a diario, hemos podido pasar los confinamientos y todos estos meses en nuestro rancho, en espacio abierto y sin riesgo de contagio.

La provincia del Limpopo, donde nosotros vivimos, es la menos afectada de toda Sudáfrica, ha habido muy pocos casos y muy pocos fallecimientos.

Tenemos que quitarnos el sombrero ante el Gobierno sudafricano, que ha realizado una impecable labor de prevención desde el primer día, dando tiempo al sistema hospitalario y sanitario para prepararse para los momentos en los que hemos tenido las puntas de contagios. Así se evitó la propagación del virus durante la primera ola.

Estuvimos confinados tres meses sin salir del rancho, prácticamente. Pero no experimentamos las dolorosas situaciones que se han vivido en Europa y, particularmente, en España, por la parte que nos toca.

Cada día seguimos puntualmente las noticias de España y estamos en contacto con familia y amigos. Y sufrimos en la distancia fallecimientos de conocidos y amigos, así como otras situaciones provocadas por este virus.

 

Y, ahora, “youtubers”

A primeros de abril del año pasado empezamos, casi como una broma, a realizar a través de nuestro canal de YouTube unos directos los domingos por la tarde para seguir en contacto con la comunidad cazadora española, al principio, y después también hispanohablante.

Estos directos han sido terapéuticos para nosotros y también para nuestros seguidores. Los transportábamos cada domingo a su querida África. Descubrían con nosotros la vida en la sabana, las costumbres de los animales, nuestra vida y experiencias, lances de caza, respondiendo a sus múltiples e interesantes preguntas.

Llevamos ya 42 directos y cada semana se unen más y más seguidores, personas que no son cazadoras y están aprendiendo y entendiendo la razón y verdad de la caza.
Son dos horas cada domingo, de charla amena y, sobre todo, instructiva, que abre la ventana de África a todo aquel que tiene un interés por la naturaleza y la vida salvaje, además de la caza.

Sin este lazo con nuestros amigos y clientes no sé si hubiéramos podido sobrellevar el confinamiento con tan buen humor y esperanza como lo hemos hecho, porque, como todos vosotros, aún en este entorno que nos hace pensar que todo es una pesadilla solamente, también tenemos nuestros días buenos y nuestros momentos de bajón, en los que pensamos que estamos en un bucle que no se acaba nunca, que cuando parece que todo mejora, de repente, aparece una cepa extraña o la cuarta ola en Hong Kong o la lentitud de la vacunación o cuántas cosas más…

Para no caer en la desesperación y aunque no teníamos clientes, hemos salido a cazar algunos animales pequeños para grabar vídeos y lances para nuestro público y mantener viva la llama de nuestra pasión.

 

Caza menor en África

Las tiradas de menor son otra actividad que se puede realizar dentro de los días de safaris.

 

 

The Hunter’s Dream Safari

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image