El perro de caza durante la veda I

Termina la caza y guardamos el rifle, la escopeta y todos nuestros artilugios, pero no podemos olvidarnos del perro, al que hay que seguir cuidando. En las siguientes notas, vamos a tratar las nociones básicas del manejo del perro de caza en los periodos de inactividad, así como algunas actuaciones que es oportuno realizar en este momento, como las vacunaciones o planear la reproducción con las hembras que han trabajado bien durante la temporada.

Quizás la principal característica de la veda es que no se pueden sacar los perros al campo, y eso tiene consecuencias importantes en su fisiología y su metabolismo. Recuerdo que cuando era un crío, los perros los sacábamos durante todo el año al campo, y nadie decía nada. Es más, estaban sueltos por el pueblo, y ellos mismos se iban solos a cazar, por lo que mantenían un buen tono muscular y un peso óptimo los 365 días del año.

El-perro-durante-la-veda-I-2

Durante la veda, los perros pasan de un periodo de mucha actividad a otro de inactividad total, y si no se sabe manejar esta situación puede tener efectos realmente perjudiciales para el animal.

En la actualidad, está absolutamente prohibido sacar a los perros durante la veda, por lo que hay que confinarlos en una perrera hasta la siguiente temporada.

Esto supone que los perros pasan de un periodo de mucha actividad a otro de inactividad total, y si no se sabe manejar esta situación puede tener efectos realmente perjudiciales para el animal.

Por ello es bueno tener en cuenta ciertas pautas de conducta para que el periodo de inactividad sea lo más llevadero posible, y que el perro llegue a la próxima temporada de caza en buenas condiciones.

Desde este punto de vista hay que tener en cuenta que los perros de caza son deportistas de alto nivel y si nos guiamos por lo que hacen los deportistas de élite veremos que siguen unos protocolos para poder desarrollar al máximo su potencial. Éstos se basan en intercalar periodos de actividad con periodos de descanso, para no agotarse.

Los periodos de actividad son los entrenamientos en los que intentan hacer cada día un poco más de ejercicio que el día anterior para que los músculos se vayan fortaleciendo, las articulaciones se vayan haciendo más flexibles y elásticas, y el sistema cardio-respiratorio vaya adquiriendo su máxima capacidad.

Cuando han alcanzado el máximo nivel que su organismo les permite, lo pueden mantener durante un tiempo, pasado el cual tienen que descansar, durante otro periodo de tiempo.

Pero este descanso debe mantener un mínimo de trabajo para conservar cierto tono muscular, flexibilidad y capacidad respiratoria.

Con los perros de caza, ocurre lo mismo, y las temporadas de caza y de veda son perfectas para llevar a cabo las fases de actividad y la de reposo. Pero el reposo no debe ser absoluto, y el perro debe mantener un fondo mínimo realizando un mínimo de actividad. Para mantener ese “tono base” necesario bastaría con sacar al perro al campo unos 45 minutos, dos o tres veces por semana, y dar un buen paseo dejándole libertad para correr.

En la zona donde vivo, en Navarra, los planes de ordenación de caza de cada coto, contemplan una zona de perros (normalmente un terreno de bajo interés cinegético) donde se permite sacar los perros todo el año. Esto es bastante interesante y permite hacer estos “entrenamientos” semanales, aunque no son aptos para todas las razas.

Salir al monte con sabuesos o perros de caza mayor tiene problemas, ya que es muy posible que cojan un rastro y no solo se salgan de la zona de perros, sino que se salgan del coto (y algunos de la provincia). Con estas razas, el planteamiento debe ser diferente y tener cercones donde puedan estar en libertad y hacer algo de ejercicio.

LA ALIMENTACIÓN, EL OTRO PUNTO IMPORTANTE

Muchos cazadores asumen que durante la temporada de caza, los perros tienden a estar delgados (incluso piensan que es bueno, porque cazan mejor) y que durante la veda, es normal que estén gordos. Al igual que con el tema del entrenamiento y el reposo, es conveniente que un extremo y otro no se alejen.

Un perro bien cuidado, durante la caza tiene que mantener un buen peso, y no estar delgado. Como comentábamos en el número anterior, un perro está en su peso cuando al mirarle no se le ven las costillas, pero al tocarle el costado se le notan perfectamente. Además, en plena temporada de caza, tendrá unas masas musculares (especialmente las de las extremidades posterior) muy fuertes, duras y voluminosas.

Para que esto ocurra, el alimento es muy importante, en cantidad y en calidad. Al perro se le debe suministrar la suficiente comida para que compense la energía gastada durante la caza, y también la consumida por el mantenimiento de la temperatura interna y el propio metabolismo del animal. Así, decíamos que un perro de tamaño medio que cace una mañana entera de invierno a 0ºC de temperatura ambiente, puede necesitar más de 600 g de pienso de buena calidad.

Por el contrario, las necesidades calóricas del mismo perro en reposo, y si la temperatura es buena y la perrera esta bien diseñada y el animal no pasa frío, puede descender a 270 g del mismo pienso de calidad. Esto pone de manifiesto la gran diferencia en la cantidad que necesita ingerir un perro de caza durante el invierno en plena temporada y la inactividad de la veda durante el verano.

Y por ello aparecen en el mercado diferentes tipos de piensos para diferentes niveles de actividad. Esto es lo que los propietarios conocen como piensos de mantenimiento y alta energía. Podríamos decir que un pienso de mantenimiento es el que cubre las necesidades básicas de un perro para que esté en perfecto estado. Como referencia tomamos la cantidad de proteína y de grasa que tiene dicho piensos. Aunque las cifras varía de una marca a otra, el valor medio de un pienso de mantenimiento suele ser entorno al 25% de proteína, y entorno al 10% de grasa. Con esto, un perro que ingiera 270 g al día, obtendría las 1800 kilocalorías que necesita al día.

En los piensos de alta energía, se aumenta la cantidad de proteína entorno al 30% (o por encima de esta cantidad), y la cantidad de grasa al 15% (o por encima). Esto supone que, ingiriendo la misma cantidad de pienso, aumentan las kilocalorías que ingresan. Entonces, ¿por qué no alimentar con un pienso de alta energía al perro durante todo el año?, con menos cantidad de pienso, se le puede aportar todas las kilocalorías que necesita.

Lo correcto es alimentar al perro con un pienso de mantenimiento todo el año, ya que la relación proteína/grasa de 25/10 es la correcta para la fisiología del animal. Es más, yo aconsejo que si el ejercicio es moderado, basta con aumentar la cantidad de pienso de mantenimiento para ajustarlo al aumento de las necesidades calóricas de ese momento.

Tan solo cuando el ejercicio es muy elevado, conviene cambiar a un pienso de alta energía, dado que los niveles altos de proteína que estos piensos tienen, no es bueno para el organismo del perro. Está demostrado que las dietas prolongadas altas en proteínas, terminan perjudicando el riñón, y por tanto acortando la vida del animal.

Juan J. García Estévez
Veterinario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image

Image Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image