El Epagneul Bretón

 

Considerado actualmente el más representativo entre todas las razas de epagneul francesas, el pequeño bretón es un claro ejemplo de lo que Baron define como de tipo brevilíneo, diferenciándose del resto de sus hermanas por haber tenido un desarrollo racial muy diferente.

Aun partiendo en algunos casos de orígenes comunes, los avatares que cada una de ellas han tenido que superar ha marcado la diferencia actual. El éxito del epagneul bretón radica, en gran medida, en el elevado nivel de aceptación y admiración que despierta entre los cazadores tanto españoles como del resto de Europa.

De esta raza sí podemos decir que goza de una gran consideración entre los cazadores y se convierte en admiración extrema e incondicional en su tierra de origen, donde es una de las razas top, encabezando todas las encuestas de popularidad del país galo.

Esa complacencia se extiende por toda la Europa continental, que es donde tiene un magnífico nivel en su cría y en su rendimiento en la caza.

El gran escritor cinólogo francés, J. Dhers, escribía en la prestigiosa revista Le chasseur francaise, ya en mayo de 1940, que el epagneul bretón era en aquellos momentos el perro de moda entre los cazadores nacionales. Esta tendencia venía siendo lo habitual desde 1925.

Se preocupa como cazador por lo que conlleva el estar de moda, un aspecto lleno de frivolidad, fugaz interés, que en muchos casos no está lo suficientemente motivado.

El tiempo y su buen hacer ha demostrado que, al margen de su empuje desde la moda temporal, se ha consolidado en el tiempo y ha prevalecido su carácter de perro polivalente que, sobre todo, ha enganchado al cazador de ciudad en base fundamentalmente a dos aspectos muy apreciados: su pequeño tamaño y su gran rendimiento y eficacia, además de su cómodo mantenimiento.

 

Los inicios de la raza

Raza relativamente moderna, el propio J. Dhers en ese artículo, y en otros publicados en la misma revista, da testimonio de que no existía, tal y como se conoce como raza hoy día, antes de 1900, y atribuye todo el esfuerzo de su creación como raza de perro de muestra a los cazadores franceses.

Su establecimiento y fijación como raza canina y la redacción del estándar, así como el reconocimiento entre los cazadores primero y la cinofilia oficial después (3 de septiembre de 1907), conocido como L`Epagneul Breton á courte queue naturelle (El epagneul bretón de cola corta natural) se consolida en el primer cuarto del pasado siglo XX.

epagneul bretón 2

 

Como perro de muestra continental hace buena gala de sus cualidades más esenciales en un excelente desarrollo de trabajo durante una jornada de caza, donde saca su inagotable instinto de búsqueda, se constata su portentosa forma física y ratifica su poderosa y prácticamente infalible capacidad olfativa.

La parada o muestra del epagneul bretón es realmente firme, hermosa, genuinamente representativa de la imagen de esta pequeña raza francesa. Es, en gran medida, una muy marcada cualidad heredada de aquellos lejanos cruces con los setter gordon primero y los setter inglés –laverack– después.

Los criadores franceses, y años después en otros países europeos, han conseguido, como diría M. Pouchain, seleccionar en estos ejemplares un máximo de calidad y cualidades por un volumen mínimo corporal.

 

Razas que contribuyeron a su aparición.

En cuanto a las razas que pudieron contribuir a su existencia, tanto J. Dhers como R. de Kermadec establecen una estrecha relación entre los spaniels británicos y el epagneul bretón.

Con respecto a estos primeros ejemplares reconocidos, J. Dhers hace referencia a la posible influencia de sangre del setter gordon sobre unos ejemplares de gran variabilidad de tamaño que eran originarios de la zona de la Bretaña francesa, pues dice que los había pequeños, medianos e incluso grandes.

Muchos de ellos son ejemplares de pelo semi largo, el color es marcado en marrón, otros en negro, algunos incluso tricolores. Se establecía una talla en hembras de unos 58 cm y el color más común entre estos primeros ejemplares era el blanco con marrón no muy oscuro, considerado hoy algo raro, también tricolores.

La capa ha ido evolucionando hacía el color blanco-naranja como predominante y, si atendemos a esta manifiesta influencia de perros de muestra ingleses, el color del pelaje es muy diverso.

 

La influencia del springer galés.

Es precisamente R. de Kermadec quien, en un artículo publicado en la citada revista francesa tras un período de caza en Inglaterra que le llevó varios meses, establece un vínculo entre el spaniel galés y el epagneul bretón.

Conoce, no sólo por artículos en revistas que ha leído, también personalmente al springer spaniel galés al que considera un perro de caza especializado que tiene una clara utilidad y localización en su tierra de origen.

 

epagneul breton 3

 

Saco a colación esta referencia pues de aquí podemos, si Kermadec estuviera en lo cierto, determinar la gran afición y eficacia que muestra el epagneul bretón en determinados terrenos con presencia arbustiva espesa, sobre la becacina y becada, así como en la caza de acuáticas.

Describe al springer spaniel galés, en la década de los cuarenta del siglo XX, como un perro de aproximadamente entre 45 y 48 cm, fuerte para el trabajo, con orejas normales. Muestran inteligencia y son resolutivos, fuertes, seguros, algunos incluso mostraban.

Tienen olfato, entregan la pieza sin entrenamiento. Dice de ellos, respecto al origen del epagneul bretón: “[…] son los antepasados que tienen por infusión del setter su color rojo dorado y he visto a menudo bretones del mismo color, sería la prueba”, concluye.

Al igual que ocurre con el springer spaniel galés, el epagneul bretón pronto conquista el corazón de los cazadores de becadas y aves acuáticas y testimonia que fueron precisamente cazadores galeses, en busca de becadas por la zona de la Bretaña francesa, quienes emplearon estos perros y se produjo el cruce con los ancestros primitivos existentes de la raza.

En este artículo de 1950 Kermadec es muy crítico hacía aquellos que se están centrando en una rigurosa selección morfológica de estos ejemplares, destacando dos tipos, uno dirigido a la caza con una estricta selección cinegética, y otro fundamentado en su morfología, a los que considera, probablemente de forma equivocada “inservibles para la caza”.

 

La polivalencia del bretón.

El epagneul bretón es un pequeño perro lleno de actividad y energía, muy resistente, con extraordinaria capacidad de sobreponerse al esfuerzo continuo, un todo terreno indiscutible y, también, un perro de caza que tiene una gran adaptabilidad climática y ambiental, es infatigable.

Detrás de una liviana constitución corporal encontramos un verdadero atleta de fondo, un portento de resistencia, de generosidad en su entrega en el campo.

Su excepcional capacidad olfativa, la resolución de los efluvios que le llegan con un discernimiento que en gran medida es certero, avalan un alto porcentaje de muestras infalibles.

Y es precisamente su condición de perro de muestra continental lo que lo convierte en polivalente en cuento a piezas de caza, pues no desdeña tampoco las de pelo (conejo y liebre).

epagneul de muestra

 

Un rasgo heredado sin duda alguna, de aquellos pequeños perros bretones que cazaban por la supervivencia del furtivo bretón.

El testimonio de los años cuarenta de Alain Bourbon de la Motte, certifica las cualidades saltadoras del perro gales que con su sangre ha imbuido al pequeño perro bretón de una gran agilidad para saltar por encima de arbustos inaccesibles por su frondosidad y por su cerrada constitución, lo que le permite acceder a zonas o territorios con abundancia de piezas de caza que a otras razas de perros les es prácticamente imposible acceder.

En el galés, aunque no es un perro de muestra propiamente dicho, también se advierte como, ante determinadas piezas y en circunstancias igualmente inespecíficas, realiza una parada o señalamiento inmóvil, de poco tiempo, discontinua, que puede reiterar siempre por pocos segundos, para indicarnos que va a levantar la pieza de volatería.

Poca influencia en la formación de estos pequeños perros de muestra bretones se puede determinar del epagneul de Pont-Audemer, un especialista en zonas de encharque o pantanosas, lacustres, sobre piezas como los patos u otras cazables de acuáticas, aunque una pequeña muestra dejó, según algunos autores de primeros de siglo XX.

En un principio, el epagneul bretón, por mor de la sangre aportada en su constitución originaria como raza, básicamente del springer spaniel galés y de los setter británicos (gordon e inglés –laverack–), se muestran enormemente eficaces sobre piezas de pluma, de entre ellas agachadiza y ánades, en territorios de gran dificultad por su vegetación e incluso por su orografía.

Volvemos al testimonio de R. de Kermadec, esta vez en junio de 1950, al discernir sobre el gran esfuerzo que hubo que hacer sobre 1910 para reconvertir esta limitada actitud cazadora del epagneul bretón y hacerla extensiva a otras especies de caza de pluma como la perdiz, el faisán, la codorniz, en terrenos llanos o zonas de cultivos, en la que no encontraba acomodo una muestra acorde a su condición de perro de muestra continental.

El necesario trabajo sobre especies de pelo también fue objeto de dedicación una vez fijada su utilidad sobre las citadas especies de pluma. En este sentido, observamos un paralelismo evidente entre el afianzamiento morfoestructural del epagneul bretón y su adecuación a una gran variabilidad de caza.

Sus admiradores franceses se sienten orgullosos de su arraigo en la población más modesta y marginal de la difícil e inaccesible Bretaña gala, le hacen descendiente del ejercicio de la caza furtiva de supervivencia y de pequeños perros campesinos que fueron, en inicio, objeto de una esmerada selección por sus cualidades como cazadores en todos los terrenos y ante cualquier pieza cazable.

El epagneul bretón es, hoy por hoy, un símbolo de la caza con perros de muestra en Francia y en la Europa continental.

 

Ricardo de La Rosa García.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image

Image Image