Cómo educar el ladrido de un perro para la caza II

En el ladrido del perro en la caza I vimos cómo se han seleccionado las diferentes razas cinegéticas para que ladren o no, según lo que se necesite de ellas. Incluso hay algunas razas, como los sabuesos, que se han criado desde sus inicios para que modulen sus ladridos en función de lo que pase en la jornada, y así el cazador puede saber lo que está ocurriendo según lo que el perro vaya “diciendo”.

Pero a veces el ladrido se convierte en un verdadero problema.

Hay perros que ladran en exceso, cualquier pequeño ruido o alteración resulta suficiente para comenzar a ladrar de forma escandalosa. Esto se convierte en un problema para los dueños, y muy especialmente para los vecinos, que en los casos más graves pueden llegar a denunciar a los propietarios de los perros ladradores. ¿Cómo podemos evitar que las cosas lleguen a este extremo?

¿POR QUÉ UN PERRO SE VUELVE LADRADOR?

Perro-ladrador-II-1

El ladrido es genético. Para los investigadores comenzó como una señal de aviso ante una amenaza. Sin embargo, con el tiempo se fue haciendo más complejo, manifestando diferentes sentimientos o situaciones cotidianas en la vida del perro.

Para un animal social y cooperativo como es el perro, la comunicación es una parte importante de la interacción entre los individuos de un grupo. El ladrido es una de las formas de comunicación, una comunicación auditiva.

Para los investigadores, el ladrido comenzó como medio de aviso de una amenaza frente a un enemigo, y se fue haciendo cada vez más complejo, manifestando diferentes sentimientos o situaciones en la vida cotidiana de los perros. Por lo tanto, el ladrido es genético.

Es decir, el ladrido (o mejor dicho el ladrido excesivo) tiene una base genética, de manera que perros ladradores tienden a engendrar hijos ladradores.

En algunas razas se produce con más frecuencia esta poco deseada característica, como por ejemplo los perros de tamaño pequeño, y tiene que ver con que a los dueños de perros “falderos” les suele hacer gracia esta irritante conducta, y perpetúan esta característica.

BASE GENÉTICA Y REFUERZO.

Como vemos, el ladrido frecuente y por motivos insignificantes tiene una base genética, es decir, los cachorros que portan esta característica tienden a ladrar desde pequeños y por cualquier razón. Pero a esto se suma el refuerzo, en muchas ocasiones involuntario, que el dueño hace de esta conducta.

Voy a poner un ejemplo muy frecuente. Cuando alguien llama a la puerta de casa, es normal que el perro ladre. Como hemos visto, el origen del ladrido es avisar de una amenaza, por lo que si alguien llega a casa (el territorio) y sobre todo si es un desconocido (una amenaza), la reacción normal de un perro debe ser ladrar.

El problema llega cuando esos ladridos son excesivos y cuando el más mínimo sonido en la puerta provoca una escandalera por parte del perro. Esto es debido a que cuando el perro ha ladrado ante la amenaza para avisar de que algo estaba ocurriendo, el dueño ha respondido yendo a la puerta a ver qué pasaba.

El perro ladra, el dueño viene. ¡Qué más desea un perro que dominar a su dueño! Si el perro tiene tendencia a ser ladrador, irá aumentando los ladridos para perpetuar el divertido juego, que es mucho más excitante que estar tumbado en el sofá sin hacer nada.

SOLUCIÓN AL LADRIDO INDESEADO.

Perro-ladrador-II-3Antes de proponer soluciones al asunto del ladrido excesivo, tenemos que recordar que en la educación canina es más fácil evitar los problemas que solucionarlos. Por lo tanto, comenzaremos por observar si el nuevo cachorro que hemos adquirido tiende a ser ladrador, para evitar la estimulación de esta conducta.

Por ejemplo, un motivo de estímulo del ladrido es estar solo. Un cachorrito que está solo en una perrera, puede comenzar a ladrar y convertirse en el típico perro que no para de ladrar cuando está en la perrera. Si detectamos el inicio de esta conducta, una primera medida es acompañarlo de otro perro, que le haga compañía y evite que se sienta solo.

Es importante que este perro no sea ladrador, ya que a un perro ladrador nada le gusta más que un congénere que le acompañe y le estimule. Por el contrario, si empieza a ladrar y otro perro (especialmente si es mayor y le tiene respeto) no responde a sus llamadas, éstas tenderán a desaparecer.

Cuando tenemos un perro muy ladrador, hay que actuar básicamente por dos caminos:

  • Por un lado, disciplinar al perro, es decir, tiene que respetarnos y acatar nuestras órdenes para que cuando le mandemos callar, obedezca. Esto se consigue con los habituales ejercicios de obediencia como caminar de la correa, sentarse, tumbarse, venir a la orden o estar quieto a la orden.

 

  • En segundo lugar, nunca estimularemos la conducta del ladrido, no responderemos cuando el perro ladre, ignorándole cuando tenga este comportamiento. Si nuestro perro ladra y salta sin parar cada vez que le vamos a sacar a la calle, repetiremos el acto de vestirnos, coger la correa y las llaves varias veces al día sin sacarle a pasear. Estos actos terminarán por no tener consecuencias para el perro y, por lo tanto, ni le excitarán ni le estimularán para ladrar.

Con el ejemplo anterior de la persona que llama a la puerta haremos lo mismo, mostrar indiferencia. Si somos un poco hábiles con la electrónica, podemos poner un interruptor conectado con el timbre de la puerta cerca del sofá donde nos sentemos. De vez en cuando, lo activaremos sin hacer ni un gesto. El perro ladrará, pero verá que este acto no tiene consecuencias (el dueño no va a ver lo que pasa), por lo que dejará de actuar así.

ANSIEDAD POR SEPARACIÓN.

Algo más difícil de solucionar son los perros que ladran, y especialmente aúllan, cuando el dueño los deja solos. Este problema se denomina ansiedad por separación y requiere un tratamiento específico para el origen del ladrido, y no para el ladrido mismo, ya que es sólo un síntoma en este caso.

Por lo tanto, con este tipo de perros es recomendable hacer esta diferenciación y pedir el consejo de un veterinario para que nos ayude a corregirlo.

SOLUCIONES 

EN LA PERRERA, SOLUCIÓN DOMÉSTICA

Quedaría el asunto de cuando son varios los perros que ladran, es decir, una perrera que se han vuelto ruidosa y no hay forma de controlarlos. Personalmente, viví esta situación con los perros de mi perrera.

Por fortuna yo vivo cerca de donde están alojados mis perros, y es fácil poner remedio. Instalé un riego por aspersión en el techo de cada jaula, con un interruptor que controlaba el sistema desde casa, concretamente situado en la cabecera de mi cama, ya que era por la noche cuando solían ladrar y molestar al vecindario.

Si comenzaban a ladrar, tan sólo había que pulsar el interruptor (sin tan siquiera levantarme de la cama) y el coro era regado por una desagradable ducha de agua fría.

No hace falta comentar que el problema se corrigió de inmediato.

Perro-ladrador-II-2COLLARES ANTILADRIDO

En perros que ladran en perreras y estando en compañía de otros canes, el tema suele ser diferente. Al no estar presente el dueño cuando se produce el ladrido, éste es más difícil de corregir.

No obstante, existen collares antiladrido que, sabiendo utilizarlos correctamente, pueden resultar efectivos. Estos collares se activan cuando el perro ladra, y actúan de varias maneras, por medio de una descarga eléctrica, sonora o de sustancias químicas.

Para utilizar correctamente estos collares, hay que recordar, en primer lugar, que se activan por las vibraciones de las cuerdas bucales, por lo que en perros de pelo largo (el pelo amortigua la vibración), en perros con un tono bajo de ladrido o perros que aúllan, los collares pueden no funcionar correctamente. En segundo lugar, el perro no puede llevar el collar todo el día puesto.

El perro es un animal social y necesita comunicarse, por lo que hay que quitarle el collar durante cierto tiempo.

Juan José García Estévez

Nuevo Consultorio Veterinario Trofeo Caza.

El veterinario de Trofeo Caza, Juan J. García Estévez responderá a todas las preguntas, relacionadas con vuestro fiel compañero de caza, que nos enviéis a [email protected]

Las respuestas se publicarán en la revista Trofeo Caza como en la sección Perros de Caza de www.trofeocaza.com así ayudaremos a otras personas que tengan las mismas dudas.

¡No te quedes con la duda nuestro veterinario responde!

2 Replies to “Cómo educar el ladrido de un perro para la caza II”

  1. Trofeocaza . dice:

    Carmen,
    Gracias a ti por seguirnos y por tus palabras, nos alegra mucho haberte ayudado.

  2. Carmen Pintado Barbanoj dice:

    He descubierto ahora mismo Trofeodecaza y quería darles la enhorabuena. Soy hija de agricultores y siempre he vivido con animales. Tengo la gran s suerte de vivir en el campo y los bichos entran y salen de la casa. Uno de los perros se clavó una astilla grande en pata trasera y me ha ayudado mucho las explicaciones del veterinario a cerca de las distintas heridas. Gracias de verdad muchas gracias. Voy a seguirles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image