Nosotros, los cazadores, no somos el problema: somos la solución

Nos está tocando vivir tiempos en los que se pretende imponer el absurdo ante la lógica. Ni lo fehaciente cuenta ni el sentido común puede ni lo constatable importa. Es solo la intención interesada la que alcanza la condición de “relevante”, solo la ambición descontrolada la que opta al “premio”, solo la demagogia de poco calibre, el cretinismo subliminal y la estupidez, congénita o adquirida, la que cuenta con posibilidad de “triunfo”; circunstancias, todas, que no pueden conducir a ningún otro lugar que no sea al más absoluto desastre.

Las mentes, a menudo diminutas, de gran parte de la ciudadanía; la incultura, enraizada con fuerza, en los usos y costumbres de las gentes; la obsesión, rayana en lo paranoico, por un consumo exacerbado, manipulado y dirigido; la ausencia, casi absoluta, de criterio propio, ese modo de carácter que lleva a estudiar, comparar y confrontar la información que nos llega antes de postrarse ante ella y rendirle obcecada pleitesía. Todo se constituye en un conglomerado de supina idiotez que hace maleables a las masas y procura incautos a las causas populistas.

Estoy convencido que entre las hordas de ecópatas y animalistas irredentos podríamos contar con bastantes cabezas pensantes conscientes, y sabedoras, de la irreemplazable trascendencia de la caza. Solo los fanáticos, con gran número de sus neuronas entumecidas; los iletrados, embrutecidos por las huecas proclamas de los cabecillas a los que siguen como las ratas de Hamelín al flautista; o los pusilánimes, carentes de criterio y ansiosos por dejarse mecer al son de las olas con más espuma… Solo –es un decir– estas tres subespecies del género Homo –porque de sapiens, nada tienen– se muestran como irrecuperables para la justa causa de la defensa del medio ambiente, la sostenibilidad del equilibrio ecológico y la diversidad de la fauna salvaje y la flora. Entre los demás, tengo la débil esperanza, aunque esperanza al fin, de que antes o después comiencen a surgir voces, opiniones y hechos, discrepantes con las aberraciones que llenan los bolsillos de los falsos gurús, verdosos por fuera y verde dólar por dentro.

Nosotros, los cazadores, no somos el enemigo; lo he repetido hasta la saciedad; nosotros somos la solución. Si, en verdad, en el ecofascismo y el animalismo embrutecido hay voluntad clara de salvar lo que tenemos y mejorar lo que nos queda, solo pido que piensen en cómo hacerlo, sin prejuicios, sin etiquetas, sin seguir, como borregos, consignas populeras que únicamente sirven a los intereses de quien las inventa. Ejercitar la mente para afianzar criterios propios es uno de las condicionantes que definen a las personas que por tales se tienen, como lo es escuchar, dialogar y asumir evidencias, aunque estas no corroboren lo que creíamos cierto.

No más incongruencias absurdas: solo perjudican lo que pretendemos salvar.

Alberto Núñez de Seoane

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image