La caza sigue siendo paleolítica

Hace unos días vi por televisión un documental muy interesante sobre el Paleolítico y el Neolítico, que me hizo reflexionar.

El Paleolítico fue la época del hombre cazador-recolector, en que este vivía de lo que recolectaba y cazaba. Eran hombres nómadas, que perseguían a los animales en sus desplazamientos, pues de ellos dependían.

Con el Neolítico y la invención de la agricultura y la ganadería, todo cambia. El hombre ya no necesita seguir a los animales para sobrevivir y comienza a fundar pueblos y ciudades.

El hombre, al tener asegurado su sustento, ya no tiene que cazar obligatoriamente y puede dedicarse a otras actividades como el arte.

Aunque reconozco que el Neolítico contribuyó bastante al desarrollo de la civilización, como cazador de espíritu libre me apena que el Paleolítico terminara.

Para empezar, el Paleolítico fue la última época en la que el hombre convivió en paz con la madre tierra y con sus semejantes.

El hombre vivía en pequeños clanes cazadores y cogía aquello que la madre tierra le proporcionaba: frutos, animales… Al ser nómadas, no existía la propiedad privada, ni se esclavizaba a los animales para devorarlos después, ni se castigaba a la madre tierra estabulando a los animales o sembrando lo que nos apetecía.

Con el Neolítico el hombre se establece en los mejores lugares de la tierra, impone la propiedad privada y redacta leyes para conservarla, no siempre de forma totalmente justa.

El hombre, de ser un hijo bueno, que convive en armonía con su entorno, comienza egoístamente a maltratar a su propia madre, la naturaleza: levanta empalizadas para guardar su ganado, quita o quema arboleda para tener más pasto para sus ovejas y vacas, marca y defiende con sangre un terreno que ha tomado como suyo…

Sin embargo, de alguna forma la caza hoy sigue siendo la última bocanada de Paleolítico que nos queda. Los cotos, de alguna manera, se diseñan o gestionan contra dos monstruos que, más que nunca, sobre todo la agricultura con toda su química, se está cargando la naturaleza.

El cazador de hoy sigue siendo paleolítico. Sabe que las especies cazables necesitan un hábitat libre de pesticidas, concentraciones parcelarias y grandes rebaños ganaderos.

E intenta que ese pedacito de tierra que caza, llamado coto, deje de lado lo que tenga de neolítico y retroceda al Paleolítico, donde reinaba más la armonía y la naturalidad.

Tio Calañas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image

Image Image

Image Image