ADECANA informa: final de la temporada, cómo cuidar y guardar las armas

Las armas son herramientas de precisión

Igual que un coche, una moto o cualquier otro tipo de maquinaria, las armas, para su conservación y para funcionar de forma segura y eficaz, necesitan unos cuidados, un mantenimiento permanente. Esto es más importante en las armas semi automáticas, pues sus mecanismos son más complicados y sensibles.

Limpieza interior del cañón

Cada vez que hayamos disparado debemos hacer una limpieza del interior del cañón, para eliminar los restos de la combustión de la pólvora, que si se acumulan dificultan el funcionamiento del arma, sobre todo en las semiautomáticas y disminuyen la precisión del arma.

En las armas rayadas o rifles, cuando se han efectuado un cierto número de disparos, se acumulan restos del cobre o del latón de las balas en las estrías del cañón. Estos restos es muy importante eliminarlos periódicamente, pues disminuyen la precisión del arma.

No tenemos espacio para explicar como debe hacerse esta limpieza del interior del cañón, pero en Internet y en YouTube, existen muchos vídeos que lo explican, utilizando disolventes, aceites y baquetas adecuados.

NUNCA, repito NUNCA, debemos disparar con un cañón engrasado o con restos de aceite, pues provoca grandes aumentos de presión. Debemos disparar con el cañón ABSOLUTAMENTE SECO.

Limpieza exterior del arma

Cada vez que utilicemos el arma, al guardarla debemos pasarle un trapo ligeramente aceitado por las superficies metálicas exteriores, para eliminar la humedad y los huellas de nuestras manos, con ello evitamos que se oxiden.

Si se han mojado es necesario, antes de guardarla, secarlas perfectamente y engrasar ligeramente su superficie. Por supuesto, las guardaremos fuera de sus fundas que pueden mantener la humedad.

Limpieza al terminar la temporada de caza

Al terminar la temporada de caza, debemos hacer una limpieza y revisión más profunda del arma. Si no nos sentimos capaces de hacerlo, podemos llevarla a una armería para que lo hagan.

Este es el momento de hacer las modificaciones del arma o del sistema de puntería. También es el momento de cambiar de munición, para tener tiempo de probar los cambios antes de la próxima temporada.

Cómo guardar las armas

Es obligatorio para los rifles, pero yo lo considero también muy aconsejable para las escopetas, guardar las armas en armeros HOMOLOGADOS. De esta forma prevenimos los robos, pero también evitamos su manipulación por personas no autorizadas o por menores de edad.

Las armas debemos guardarlas fuera de sus fundas o maletines de transporte, pues, estos, pueden guardar y acumular humedad, provocando la oxidación del arma.

Cómo guardar la munición

Las municiones debemos guardarlas OBLIGATORIAMENTE, separadas de las armas, en un lugar, cerrado con llave, seco y con una temperatura moderada evitando el frio y el calor.

Si nuestro armero dispone de un compartimento separado y cerrado con llave, si podemos usarlo para guardar la munición.

La munición debemos guardarla en sus envases originales, no mezclarlas, sobre todo si utilizamos diferentes “calibres”.

El sitio donde guardemos la munición también nos puede servir para guardar la documentación de las armas, que tenemos la obligación de cuidarla y no perderla.

 

Miguel Iñigo Noain.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image