La escopeta de patera, un arma mítica

Utilizadas hasta mediados del siglo XX, estos artefactos fueron la herramienta de trabajo de los cazadores profesionales de anátidas del viejo mundo.

Este tipo de armas empezaron a usarse a finales del siglo XIX como herramienta para la caza comercial de aves acuáticas, en respuesta al aumento de la demanda de la carne de este tipo de aves en Inglaterra, así como por sus codiciadas plumas, que se empleaban para confeccionar complementos de moda femenina.

Las primeras eran de avancarga,  fabricándose más tarde con la báscula o armazón  basculante (a diferencia de las escopetas portátiles de hombro, no es el cañón el que bascula sino la báscula o armazón), cargadas con grandes cartuchos de distintos calibres.

La punt gun, o escopeta de batea, como su nombre sugiere, se montaba en una embarcación de fondo plano especialmente diseñada para navegar en aguas someras. Con ella, el cazador, tumbado boca abajo en el fondo del bote, se dirigía remando a los bandos de patos para efectuar el disparo. Al producirse este, la barcaza de desplazaba hacia atrás impelida por la tremenda detonación.

escopeta-paterna-barca

De una vez podían abatirse más de cincuenta anátidas, hasta noventa según algunas fuentes, y el cazador podía dedicar el resto del día a quitar plumas y negociar con sus clientes.

También se utilizaban escopetas portátiles de hombro de avancarga de 30 o 32 mm de ánima, popularmente conocidas como ‘trabucos’. La carga normal era aproximadamente de 125 a 180 g de perdigones. El peso y retroceso eran tan potentes que no podían usarse a pulso, y se sostenía el cañón a una horquilla, caballo u otro apoyo.

Una industria de la caza comercial similar existía en los Estados Unidos. El uso de estas armas se prohibió tras una propuesta de William Hornaday en la que también planteaba denegar la entrada al país a inmigrantes italianos, algo que no tuvo la misma acogida.

cartuchos

Comparativa de un cartucho del 12 con un par de ellos de escopeta patera

La práctica de la caza comercial en los EE. U. se prohibió en 1918. Sin embargo, en Inglaterra hasta 1950 aproximadamente había al menos cincuenta armas de este tipo activas, antes de que una más estricta regulación de la caza comercial las relegara al ámbito de las curiosidades históricas y a ser desempolvadas apenas solo para efectuar salvas en las bodas de Cowbit y Lincolnshire.

La primera escopeta de este tipo de la que se tiene noticia en nuestro país fue traída desde Inglaterra por los míticos cazadores Abel Chapman y Walter J. Buck en septiembre de1888.

Su llegada al Guadalquivir desconcertó a las autoridades aduaneras sevillanas, que pensaron que una lancha unida a un cañón pintado de blanco olía a mecanismo bélico, por lo que quedó retenida.

Al cabo se determinó que su entrada en el país solo sería posible registrándola en el Ministerio como buque de guerra de la Marina Real Española.

El asunto tardó en solucionarse unos cuantos meses cuando, tras la inspección del cañón confiscado por un alto funcionario llegado desde madrid, se determinó que el artilugio no parecía perteneciente a una flota hostil y se le concedió por fin el visado, aunque ya con la temporada de caza terminada.

Al año siguiente fue probada en la marisma con resultados menos satisfactorios que en otros países, achacando el hecho, según algún documento, a la inteligencia del pato sanluqueño.

Saurio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image

Image Image

Image Image