Causas que impiden centrar correctamente los visores de los rifles de caza

Con motivo de un artículo titulado “Cómo ser eficaz con el primer disparo“, publicado la semana pasada, en el que el autor recomendaba centrar el rifle con el cañón frío, Juan Francisco París opina sobre esta cuestión y sobre las causas que impiden centrar correctamente los visores de los rifles de caza.

Con el rifle limpio y frío, sí… pero no tanto

En el citado artículo se argumenta que el calor de los disparos afecta a la precisión de los rifles de caza, lo cual es cierto cuando es excesivo. Sin embargo no estoy de acuerdo con el método que utiliza para regular el visor y que consiste, de forma muy resumida, en que después de disparar el primer tiro con el cañón limpio y frío deja que repose entre 10 y 15 minutos, lo vuelve a limpiar (siempre de la misma forma para que las condiciones sean las mismas) y realiza otro disparo, etc.

No lo estoy, no porque considere que un buen tirador no podría regular de este modo el visor, sino porque creo que operar así no es práctico ya que estoy seguro de que no es necesario esperar tanto tiempo para que se enfríe el cañón, ni tampoco limpiarlo a cada tiro. O sea, por considerar que representa una pérdida de tiempo y un gasto inútil de material de limpieza.

CALOR Y PRECISIÓN 

Durante un disparo se producen gases de combustión a muy alta temperatura que ‘empujan’ hacia la boca de fuego la bala, y estos gases y la fuerza de rozamiento que se origina al acelerarse el proyectil en el ánima calientan el cañón, de modo que, si no dejamos de disparar, cada vez se va calentando más y puede llegar un momento en el que la temperatura sea tan alta que puede dilatar el cañón lo suficiente como para que la precisión se vea seriamente afectada.

Sin embargo, la temperatura que genera un solo tiro (ni varios si no disparamos de forma descontrolada para evitar que el rifle se caliente excesivamente) no es lo suficientemente alta para que se vea afectada la precisión si no intervienen otras condiciones que a veces no se tienen en cuenta.

  • Que el cañón del arma no esté bien flotado
  • Dejar los cartuchos en la recámara más tiempo del necesario antes de dispararlos cuando este ya está caliente, porque el calor, aunque no sea aún excesivo para afectar al cañón, sí puede llegar a modificar la combustión de la pólvora y por tanto la velocidad de salida de la bala.

Disparar sin tener esto en cuenta es como hacerlo con una munición irregular, mal cargada.

causas-centrado-visores-apoyo

El apoyo delantero y trasero tienen que ser blandos porque si el rifle se apoya sobre superficies duras se pierde la precisión (al disparar se produce un efecto de rebote).

RESIDUOS Y PRECISIÓN

Tiro tras tiro, los restos de combustión y de la envuelta de los proyectiles se van depositando en el ánima y, si no se limpian nunca, llega un momento en el que las estrías se recubren de restos y se pierde la precisión.

Pero para que este efecto se produzca y sea tan notable que el rifle deje de agrupar bien y no permita centrar con precisión la mira hay que pegar muchos tiros o no limpiarlo nunca porque entonces, sí, llegará un momento en que perderá precisión e incluso se deteriorará de forma irreparable.

Por eso, después de usar un arma hay que limpiar su cañón y además hacerlo bien y con útiles y productos adecuados con los que se pueda eliminar del interior los dos tipos de residuos mencionados: restos de combustión de la pólvora y de las envueltas de proyectil.

Pero la limpieza se puede realizar después de una sesión de tiro; no es necesario limpiar después de cada tiro cuando se regula el visor porque, con los pocos disparos que se necesitan hacer, el cañón no se ensucia lo suficiente para que se vea mermada su precisión.

¿SEGURO, SR. PARÍS?

Totalmente. Si no fuera así no sería posible agrupar donde apuntas tres tiros seguidos o más en un MOA o en una superficie inferior la primera vez que se dispara un rifle con el cañón totalmente frío, ya que el punto de impacto del primer tiro variaría con respecto a los siguientes.

Y, sin embargo, sí es posible hacerlo tirando de forma continua pero pausada los tiros necesarios, siempre que se usen armas, visores y apoyos adecuados.

Yo lo hago con mis rifles de caza, que uso frecuentemente para hacer prácticas de tiro además de para cazar, y también lo he visto hacer a otras muchas personas con motivo de la presentación y prueba de armas, visores o municiones fabricadas por las empresas más importantes de Europa.

causas-centrado-visores-diana

Conseguir agrupaciones sub-MOA o centrados perfectos no es fácil. Entran en juego muchos factores que pueden falsear los resultados y llevarnos a conclusiones erróneas.

Y lo he visto y hecho porque para regular un visor se recomienda precisamente no disparar un tiro, sino hacer una agrupación de tres y tomar el centro de esta agrupación como referencia para hacer las correcciones de la retícula, ya que si solo las basamos en el primer tiro y no hemos apuntado bien las correcciones que hagamos serán erróneas.

También he visto hacer pruebas y demostraciones de tiro que no se podrían hacer si el primer disparo (o los primeros) no tuviera el mismo punto de impacto que los siguientes.

Por ejemplo, durante una prueba de la retícula 60 de Zeiss, en la que después de explicarnos todas las ventajas de la retícula y lo poco que tapaba el blanco, un tirador cogía un rifle Blaser R8 de caza y volaba de forma sistemática monedas de 1, 2 y 5 céntimos de euro colocadas a 100 metros, ejercicio que los periodistas de diversos países asistentes al evento también pudimos hacer después para comprobar que, aunque no con el mismo atino que el tirador alemán, también podíamos acertarle a las monedas porque la retícula es tan fina que permitía apuntarles con precisión.

Igualmente, los tiradores de Swarovski, para demostrar lo bien que regulan sus retículas, hacen con los impactos de los rifles de caza figuras geométricas (rombos, cuadrados, triángulos…) disparando sobre papel dividido en cuadrados, etc.

Para estar seguro de que no se va a calentar excesivamente el rifle durante el centrado, basta con dejarlo reposar en invierno 1 minuto entre tiro y tiro. Dejar enfriar tanto tiempo (10-15 minutos) entre disparo y disparo para poder regular el visor solo lo he visto hacer con armas de cañones superpuestos soldados, ya que no están flotados. Pero incluso con estas armas, si sus cañones están flotados, se pueden pegar varios tiros y conseguir agrupaciones dignas de un rifle de cerrojo de buena calidad o regular bien el visor sin tener que esperar tanto tiempo.

OTROS FACTORES MÁS PELIGROSOS A LA HORA DE REGULAR UN VISOR

En teoría, regular un visor parece una operación fácil, pero no lo es porque entran en juego muchos factores que pueden falsear los resultados y llevarnos a conclusiones erróneas sobre la precisión del rifle, el funcionamiento del visor o cualquier aspecto, como el efecto en la precisión del calor y la suciedad del cañón.

Por citar los más importantes, es necesario que se cumplan los siguientes requisitos:

1. Utilizar un rifle que tenga un buen disparador y un cañón de buena calidad perfectamente flotado. Si el cañón no está bien flotado el punto de impacto sí cambia, apenas se calienta lo más mínimo el cañón.

2. Un visor correctamente montado cuyos aumentos y retícula permitan apuntar con extrema precisión a la distancia de centrado, así como con mandos de ajuste precisos.

3. Utilizar munición de buena calidad de la misma marca, peso y tipo de bala y lote de fabricación, no sobrecalentada.

4. Un banco o mesa de tiro adecuado.

5. Un apoyo blando para el arma que permita apoyar de forma estable el puntal y la culata del rifle (nunca el cañón). Yo recomiendo que se utilicen apoyos fabricados por firmas especializadas en accesorios para tiro de precisión, pero he utilizado otros, incluso ‘caseros’, con buenos resultados.

6. Saber colocar correctamente el rifle en el apoyo de manera que el arma quede perfectamente enfrentado con el blanco, sin que cabecee ni tenga inclinación lateral alguna, por lo que es muy útil que el apoyo delantero que utilicemos se pueda regular en altura, en deriva y posea patas regulables y nivel de burbuja para poder nivelarlo con precisión.

Algunos trípodes para tiro llevan incluso un testigo (stop) que permite colocar siempre en la misma posición el guardamanos del arma que, por cierto, no pierde su flotado (si es que lo tiene, claro).

Lo que sí que está demostrado que perjudica la precisión es, una vez apoyado el arma, sujetarla por el visor o abrazar con los dedos el cañón y el puntal, así como en general ejercer sobre el rifle cualquier fuerza que, por leve que sea, se oponga al movimiento del rifle durante el retroceso.

7. Y por último, y no menos importante, saber disparar. Lo que no significa solo saber apuntar, sino también adoptar una postura de tiro adecuada, aguantar la respiración y presionar el disparador sin dar gatillazos.

Pues bien, cuando todos estos requisitos se cumplen nos parece que el rifle o el visor ‘van de cine’ porque conseguimos centrados perfectos y agrupaciones sub-MOA, pero basta que un solo factor no se cumpla para que el resultado sea un desastre o por lo menos no el apetecido.

Y, entonces, es fácil equivocarse y creer que el arma, la munición, la temperatura u otro factor tienen la culpa cuando en realidad puede deberse a no haber cogido bien el rifle o a otra causa que nada tiene que ver con lo que pensamos.

Juan Francisco París

One Reply to “Causas que impiden centrar correctamente los visores de los rifles de caza”

  1. Tomas dice:

    Me pasa exactamente eso , primer disparo baja 2do sube
    Ayuda con eso porfa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image