Hikmicro Cheetah: visor nocturno ‘multiuso’

Cuando desembalé el Cheetah que aparece en las fotografías de este artículo no era consciente aún de que tenía entre mis manos el monocular nocturno más económico y con mayores prestaciones que había probado hasta la fecha. Creía que se trataba de un simple monocular nocturno, otro más de los muchos que se han distribuido últimamente en España. Lo pensaba porque eso es precisamente lo que ponía en la caja: «Hikmicro. Digital Night Vision Monocular».

Sin embargo, cuando indagué sobre las características del aparato, me descargué las instrucciones de uso, etc., me di cuenta de que, en efecto, se trataba de un monocular nocturno, pero era muy diferente de los que conocía porque, además de poderse utilizar para observar, se podía montar en un rifle (adquiriendo la montura necesaria) o bien en un visor mediante un montaje clip-on. Es decir, el Cheetah es algo así como un dispositivo ‘3 en 1’.

Cheetah es el nombre de una serie de visores nocturnos diseñados para que se puedan utilizar como monocular, como visor o como clip-on. El que aparece en la foto es un modelo C32F-RN con emisor IR 940 nm junto a los accesorios para usarlo como visor: ocular de fuelle y montura.

Para colmo, descubrí que El Caldén, que es la empresa que lo distribuye, lo comercializa en cuatro versiones dependiendo del tipo de emisor IR que posea y de que tenga o no telémetro, por lo que primero probé el modelo que aparece en las fotos y, dado que funcionó perfectamente, escribí estas líneas que incluyen las diferentes opciones y las características de la versión probada.

Serie Cheetah

Está formada por los siguientes cuatro visores nocturnos-diurnos digitales:
– Cheetah C32F-RNL. Con telémetro y emisor IR 940 nm. P.V.P: 844,90 euros.
– Cheetah C32F-RN. Con emisor IR 940 nm. P.V.P.: 649,90 euros.
– Cheetah C32F-R. Con emisor IR 850 nm. P.V.P.: 649,90 euros.
–Cheetah C32F-RL. Con telémetro y emisor IR 850 nm. P.V.P: 844,90 euros.

Se presenta en un maletín acolchado con correa y asa de transporte, una batería 3,6 V y 3350 mAh; cable para cargar batería y extracción de datos; cargador de la batería, toallita y documentación que no aparecen en la foto.

Este último es el modelo que he utilizado y el que, salvo excepciones, aparece en la mayoría de las fotografías. En los P.V.P. indicados se incluye el adaptador para poder acoplar el monocular al objetivo del visor (HM-EC), pero no la montura ni tampoco el ocular de fuelle (ocular de goma Hikmicro), imprescindible para utilizar el monocular como visor (montado directamente en el rifle).

Cabe añadir que el diseño exterior de los cuatro modelos es muy similar, pero los Cheetah que llevan telémetro se pueden distinguir fácilmente de los demás porque éste va montado en la parte superior del aparato, en paralelo con el emisor IR. Además, por supuesto, el modelo se indica en el costado derecho del dispositivo, junto al logotipo del fabricante.

Están equipados con objetivos de 32 mm con enfoque manual y apertura f2 protegidos por una tapa abatible.

Para usarlo como visor es necesario adquirir la montura para el rifle que se fija con dos tornillos en la base del aparato.

De izquierda a derecha, adaptador clip-on para el visor y ocular de fuelle para utilizarlo montado en un rifle o como monocular.

Cheetah C32F-RL. Descripción

Se presenta en un maletín acolchado con correa y asa de transporte, documentación; una batería 3,6 v y 3350 mAh; cable para cargar batería y extracción de datos; cargador de la batería con instrucciones; garantía por 36 meses (sensor, 10 años) y toallita de limpieza.

Ya sea como monocular, como visor o como clip-on, el aparato puede funcionar con todo tipo de luz ambiental. Incorpora un telémetro láser con alcance 10 – 1.000 metros, un iluminador IR 850  nm, un sensor de 2560×1440 y una pantalla OLED 1920×1080 que proporcionan imágenes a todo color durante el día y en blanco y negro de noche. No obstante, el usuario puede elegir entre tres modos de visualización: día, noche y automático y, además, posee un modo de desempañado.

Primer plano del telémetro láser y del emisor IR 850 nm del modelo C32F-RL probado. Todos los Cheetah se suministran con emisores IR incorporados de 850 o 940 nm, pero, dependiendo del modelo, pueden tener o no telémetro.

El objetivo es una lente enfocable manualmente con apertura f2 y el ocular, que posee anillo para ajustar las dioptrías, se puede usar tal como se entrega o bien con dos tipos de accesorios:
– Con un adaptador para poder fijarlo al objetivo del visor en caso de que se desee usar como clip-on (incluido en el precio).
– O con ocular especial de fuelle que se compra aparte. Evita la entrada de luz y protege el ojo del retroceso, por lo que su uso es imprescindible cuando se usa el Cheetah como visor, montado en un rifle.

En este último caso es necesario adquirir el ocular y también la montura que necesitemos, que se fija con dos tornillos en la base del aparato.

En la parte superior lleva el emisor IR, el telémetro y, detrás, el alojamiento de la batería recargable. Funciona con una batería de litio de 3,6 V con capacidad para 5,5 horas de uso que se puede sustituir rápidamente, incluso en la oscuridad porque para cambiarla sólo hay que desenroscar la tapa del alojamiento y ésta permanece unida al aparato para que no se pierda.

Detalle del alojamiento de la batería. La tapa con rosca permanece unida al cuerpo para que no se pierda.

En el costado derecho lleva un puerto USB tipo C protegido por una tapa de goma para conectar el dispositivo a la fuente de alimentación o extraer los datos almacenados en su memoria (64 GB).

Y en el costado izquierdo tres mandos situados en línea que sirven para:
– Un botón de presión para conectar o desconectar el aparato si lo mantenemos pulsado unos segundos o bien para activar el modo de espera pulsándolo brevemente.
– Un segundo botón de presión que, si se mantiene pulsado, alterna entre los modos de visualización o mide la distancia si sólo se oprime y se suelta.
–Un pulsador con rueda multifunción: al pulsarlo inicia o detiene la grabación, al girarlo cambia el zoom digital (1x, 2x, 4x y 8x) y al mantenerlo oprimido activa el menú, cuyas numerosas  opciones se divisan a la izquierda de la pantalla. Una vez dentro del menú las opciones se seleccionan girando la rueda y se entra en ellas pulsándola. Y para salir del menú, sólo hay que mantenerla presionada.

Entre otras opciones de menú, destacan las siguientes: ajuste del brillo; ajuste del ‘IR inteligente’ (evita la sobreexposición en entornos demasiado brillantes y mejora la imagen en modo nocturno); selección de la función PIP y de la retícula y de su color entre cinco grupos de cinco retículas cada grupo, etcétera.

De izquierda a derecha, mandos para conectar o desconectar el aparato y activar el modo de espera; para acceder a los modos de visualización o al telémetro y rueda multifunción para grabar, seleccionar el zoom digital y operar con el menú.

Los Cheetah se pueden portar en el bolsillo de un chaquetón. Incluso los modelos con telémetro pesan menos de 480 gramos y miden 18 – 21 cm, dependiendo de que se usen con su ocular original o el de fuelle.

Pruebas

Básicamente lo he utilizado para realizar observaciones nocturnas y diurnas usándolo como monocular (con un ocular de fuelle, no con el original) y también acoplado a un visor Shilba 3-18×50 utilizando el adaptador para visores con campana de 50 mm que se aprecia en las fotos.

Y he llegado a la conclusión de que Hikmicro, con su Cheetah, ha puesto en el mercado una herramienta tan efectiva que seguramente no les va a quedar más remedio a otras firmas que lanzar productos similares.

Si ajustas bien el brillo, durante el día ves los objetos con los mismos colores que con tus ojos y de noche como si observaras en blanco y negro.

Como monocular no pesa mucho e incluso con el ocular de fuelle montado no mide más de 21 centímetros, por lo que se puede portar en el bolsillo de un chaquetón.

Esta longitud, 21 cm, es la máxima que tiene si se usa como visor, por lo que se puede montar en cualquier tipo de rifle sin que se desequilibre y utilizar con hasta 8x digital, que son aumentos más que suficientes para practicar la caza mayor, sobre todo de noche.

Pero si no queremos montarlo directamente, siempre podemos optar por usar el adaptador clip-on y acoplarlo al objetivo de nuestro visor convencional.

En resumen, Hikmicro con su serie Cheetah ha puesto a disposición del cazador un nuevo dispositivo multiuso que comercializa en cuatro versiones, dependiendo de que posean o no telémetro y  del tipo de emisor IR, pero todos se pueden usar de día o de noche, reproducen imágenes en alta definición y no son caros.

Si no deseamos montarlo directamente en un rifle, siempre podemos acoplarlo al objetivo del visor y utilizarlo como clip-on. Hikmicro ha pensado en todo.

ESPECIFICACIONES:

Tipo monocular: nocturno/diurno ‘3 en 1’: se puede usar como monocular, como visor o como clip-on.
Sensor: HD 2560×1440 píxeles.
Pantalla: OLED de 1920×1080. Proporciona claridad a todo color durante el día e imágenes en blanco y negro por la noche.
Modos de imagen: día, noche, automático y antiniebla.
Lente del objetivo: 32 mm/F 1.2. Se suministra con tapa abatible.
Longitud de onda del iluminador: 850 nm.
Mínima distancia de enfoque: 3 metros.
Campo de visión: 9,9×7,5 grados.
Aumento: 1x.
Zoom digital: 1x, 2x, 4x y 8x.
Rango de detección: 400 metros (con IR 850 nm).
Alivio ocular: 10 mm.
Telémetro: láser tipo 1.
Alcance del telémetro: 10 – 1.000 metros con precisión de +/- 4 metros.
Temperatura de trabajo: -30/+55 °C.
Resistencia al retroceso: 750 g.
Dimensiones: 182,8 x 70,0 x 87,2 mm.
Peso: 477 g (sin ocular ni pila CR123).
Otras características: velocidad de fotogramas, 25 Hz. Hace fotos y graba vídeo y audio. Función de activación de la grabación por el retroceso. Modo de espera. Almacenamiento (eMMC  incorporado: 64 GB). Función PIP. Punto de acceso a WI-FI. Funcionamiento: batería recargable de litio que proporciona 5,5 horas de uso continuo. Se presenta en maletín acolchado con correa y asa de transporte, documentación; una batería 3,6 V y 3350 mAh; cable para cargar la batería y extracción de datos; cargador de la batería con instrucciones; garantía por 36 meses (sensor, 10 años); iluminador 940 nm IR y toallita de limpieza.
P.V.P: 844,90 €
Más información: elcalden.es

 

 

Juan Francisco Paris.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image

Image Image