El abuelo de mis corzos

Lo vi por vez primera ya va para cuatro años. Era ya entonces un magnífico ejemplar, joven todavía, pero de espectacular presencia y con una cuerna alta y desafiante, aunque entonces todavía fina, que demostraba su pujante mocedad. Fue con las primeras luces del amanecer y pude contemplarlo a la distancia en la zona más fresca y húmeda de El Enebral, un pequeño barranco donde una poza suele guardar agua hasta junio. Se había parado a ramonear unos brotes tiernos de alguna de las plantas que allí crecen y no me dio tiempo a más que contemplarlo unos instantes con los prismáticos, pues se perdió a nada tras ascender por el borde de la juncada y desaparecer en el monte que lo flanquea por ambos lados.

Y esa iba a ser la tónica de nuestros encuentros futuros o mejor dicho de nuestros desencuentros pues bien pronto comprendí que aquel corzo tenía una manera y unos hábitos de comportamiento por los que mucho más que sus congéneres le venía como pintado lo de “duende del bosque”. Bosques hay muchos por El Enebral, al igual que quebradas y barrancas mientras que son escasos los lugares y claros de siembra. Ideal para desaparecer cuando le viene en gana y a la menor señal de alarma.

Ha sido siempre sigiloso, precavido y receloso en extremo, pero además tiene unas personales costumbres en sus campeos y movimientos en lo que sí se diferencia de manera notable de sus semejantes. No parece tener un territorio definido o bien el haberse convertido en el macho sin duda dominante, porque hay que ver ahora al señor, en cuerpo y cuerna, hace que se pasee a sus anchas por varias zonas bien solo bien en compañía de alguna corza. Amén de ello y por mayor precaución, es de hábitos muy nocturnos y es más que difícil echarle el ojo encima por el día, ni al alba ni al crepúsculo.

Sé de todo ello más bien por las cámaras de “fototrampeo” que por observaciones en vivo y en directo. Resulta que una noche aparece por un lado y al cabo de una semana asoma exactamente por el contrario. Vamos que, en efecto, de espera hay que esperarlo sentado. Muy sentado y muchas sentadas ya tengo hechas con resultado nulos en lo que a su presencia se refiere. Vamos, que menos él, han parecido por un lado y otro la mitad de los residentes.

Solo he tenido en estos años dos oportunidades. La una no lo fue siquiera. Podía haberlo sido pero no lo fue por unos minutos. Pensé que había logrado, al menos, descifrarle una salida y la compañía de una conquista femenina muy cerca precisamente de donde lo vi por vez primera. Pero la fortuna jugó a su favor. Debió ser el día que más pronto se había despertado y justo cuando yo llegaba estaba no solo fuera sino ya metido en la leña de la otra costera. Vamos que lo que me dio fue un sobresalto al acercarme y ver cómo él y su pareja, en un salto, atravesaban una senda y se metían en el monte al otro lado.

En la segunda ocasión alcancé a tirarle. También muy de mañana y a finales de la temporada pasada. Muy lejano, a cerca de 300 metros, pero parado. Me apoyé pero me precipité un poco y cometí el error de no subir los aumentos. No fue malo el tiro por dos centímetros, pero no fue bueno. Al comprobar la trayectoria y donde se había enterrado la bala no parecía posible que se hubiera escapado. Debió pasarle rozándole el lomo.

Y así hemos llegado a esta temporada. La cuarta ya que lo ando recechando. Vivo sigue, desde luego, aunque por ahora y en este mes no haya logrado verle siquiera con mis propios ojos. Pero si se “ha hecho” un par de fotografías. Y sigue en sus costumbres que tan buen resultado le han dado: hoy salgo por allí abajo; mañana a dos kilómetros por allá arriba y pasado por donde me dé la gana. Así ha llegado a viejo y a varias veces abuelo. Y no me da la gana de cazar a sus nietos.

Antonio Pérez Henares

Si quieres saber más sobre el corzo, en Trofeo Caza podrás descubrir toda la información relacionada con una de nuestras especies cinegéticas más representativas, la infografía anual del corzo, consejos para recechar corzos, las mejores armas para la caza de esta especie, artículos de opinión de expertos, y las mejores recetas para disfrutar con los tuyos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image

Image Image