La Junta de Andalucía podría dejar sin trabajo a 8.000 guardas de coto de caza

El Decreto-ley de simplificación administrativa publicado por la Junta de Andalucía el pasado 16 de febrero podría dejar sin trabajo a 8.000 guardas de coto de caza al dejar sin funciones a esta figura, creada por la propia Junta de Andalucía en 2003.

Así lo han transmitido representantes de la Asociación Andaluza de Guardas de Coto al presidente de la Federación Andaluza de Caza, José María Mancheño, en el transcurso de una reunión urgente celebrada en las instalaciones del organismo federado andaluz en Archidona para analizar una situación que generará un fuerte conflicto social en Andalucía, así como una grave situación de inseguridad en multitud de cotos andaluces.

La polémica surge a raíz de la creación, dentro del decreto de simplificación administrativa, de la figura del “guarda jurado de caza”, que sustituye al guarda rural y deja sin funciones al guarda de coto de caza autonómico, una figura creada en 2003 por la propia Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía con funciones específicas y exclusivas para la vigilancia de la caza en los acotados andaluces.

Este apartado del decreto, elaborado por la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul sin consenso previo y sin contar con la Federación Andaluza de Caza, ni con la Asociación Andaluza de Guardas de Coto, supondrá acabar con 8.000 guardas de coto de caza que ejercen profesionalmente en las ocho provincias andaluzas.

“Los 8.000 andaluces que trabajamos como guardas de coto de caza no vamos a permitir que el Gobierno de Juanma Moreno acabe de un plumazo con una figura creada por la propia Junta de Andalucía y que realiza unas funciones que son vitales para la caza y para la conservación” explicaba esta mañana Adrián Hernández, presidente de la Asociación Andaluza de Guardas de Coto, quien no descarta movilizaciones contra esta decisión de la Junta y ha incidido en que “son 8.000 familias del medio rural andaluz que ven peligrar su futuro por un decreto que nos deja en una situación de absoluta indefensión”.

Por su parte, la Federación Andaluza de Caza ha expresado su apoyo rotundo a los guardas de coto de caza y ha refrendado su apuesta por una solución que permita la convivencia de todas las figuras de vigilancia, respetando las funciones específicas de cada una y los rangos de autoridad asignados en cada caso.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image