¿Cómo repoblar liebres en tu coto?

Conoceremos la experiencia de la sociedad local San Humberto, de Fuente de Cantos (Badajoz), esta sociedad mantiene una densidad aceptable de liebres al actuar sobre tres frentes: el control de depredadores como el zorro, la limitación del número de capturas de liebres por cazador y la repoblación de liebres utilizando para ello la alta densidad de la que disfrutan en una reserva de caza de unas 400 hectáreas dentro del mismo coto.

En España existen tres especies de liebre –liebre del Piornal, liebre europea y liebre ibérica

La liebre ibérica, denominada Lepus granatensis (Rosenhauer 1856), se extiende por la mayor parte de la península y se subdivide, a su vez, en tres subespecies.

Para conocer más sobre la liebre ibérica consulta su ficha 

CONSERVACIÓN Y EQUILIBRIO ECOLÓGICO

Cada comunidad autónoma cuenta con su propio ritmo e intensidad legislativa en materias de caza y repoblación de especies, resultando ello paradójico y singular, pues la liebre de Andalucía es la misma que la de Castilla-La Mancha o la de Aragón.

Buscando similitudes entre las distintas legislaciones autonómicas, encontramos aspectos coherentes que conviene reseñar y que no debemos olvidar: dar preferencia a las medidas de conservación y preservación en el hábitat natural de cada especie, evitar la introducción y proliferación de especies, subespecies o razas geográficas distintas a las autóctonas, en la medida que puedan competir con éstas, alterar su pureza genética o producir desequilibrios ecológicos, así como la introducción o suelta de especies autóctonas en hábitats que no les correspondan.

Para la realización de repoblaciones de caza, será necesaria la autorización expresa de la Dirección General de Medio Ambiente competente y, con carácter general, deberá justificarse adecuadamente la necesidad o conveniencia de las mismas en el Plan Técnico de Caza.

Este tema, el de la repoblación de animales, es tal vez uno de los más delicados dentro de la gestión cinegética, por lo que las recomendaciones legales antes citadas constituyen un marco de referencia que debe orientar cualquier actuación que se realice en todo acotado.

Repoblación-de-Liebres-cazadores

Miembros de la Sociedad Local Cazadores San Humberto

Es preferible esperar y analizar la problemática concreta de cada sociedad de cazadores a exponerse a sueltas ilegales de liebres que pueden conllevar, aparte de la incoación del oportuno expediente sancionador, una actuación imprudente sobre el ecosistema, impropia de una gestión eficaz y, además, deshonrosa para el colectivo de cazadores que somos, hoy por hoy los abanderados de la caza como recurso renovable.

De nuestro proceder sensato y respetuoso con el medio natural – coordinado con otras sociedades de cazadores de la comarca, con la Federación de Caza y con la propia Administración–, en actuaciones como ésta, depende el futuro de la caza en general.

En Extremadura sólo se puede realizar la repoblación de liebres con expresa autorización de la Dirección General de Medio Ambiente que lo hace señalando un número máximo de ejemplares según edad y sexo.

Cabe señalar que el cupo total de liebres capturadas en el coto, contando las que lo son en batidas con redes y las de las modalidades cinegéticas de escopeta y galgos, no deben superar en su conjunto el montante total de piezas que está recogido en el Plan Especial de Ordenación Cinegética de ese coto en particular.

También se exige, al titular de la sociedad de cazadores, estar en posesión de las autorizaciones necesarias en materia de transporte de animales y de sanidad animal, expedidas por los organismos competentes.

CUESTIÓN DE NECESIDAD

La densidad de la liebre ibérica en España es muy variable, observándose diferencias significativas incluso dentro de una misma comarca. En ciertas zonas de nuestra geografía, la liebre arroja una densidad muy baja, y es en ellas donde debe imperar la prudencia en las distintas sociedades de cazadores, así como y un riguroso control de la administración competente en Medio Ambiente.

Más aún cuando, movidos por un afán de lucro sin escrúpulos, comienzan a proliferar anuncios en medios como Internet que prometen repoblaciones de liebres con frases publicitarias como: “liebres de campo cien por cien que se sirven directamente de la finca de captura a su destino”.

LOS PREPARATIVOS

utensilios-captura-liebre

Utensilios necesarios para la captura y el traslado de las liebres: cajones, gavillas y red.

Aterricemos en lo que nos trae entre manos e intentemos aproximarnos a cómo se desarrolla una mañana de primavera en tierras extremeñas capturando liebres para su repoblación dentro del mismo coto local.

La cita es a las ocho de la mañana en el bar “Extremadura”, junto a la antigua N-630. Galgueros, escopeteros y aficionados al reclamo comparten un rato de tertulia y camaradería al amor de un café y unos jeringos –churros– a los que invita la sociedad de cazadores.

En medio de estos trajines, Casiano Cabrera, el secretario del coto, y José Real, el presidente, andan hablando de aquí para allá, con unos y otros, organizando dos grupos: los que colocarán las redes y los que batirán el terreno para ahuyentar las liebres hacia las redes.

Al grupo de batidores le explican en detalle dónde estará colocada la red y cómo tienen que hacer “la bolsa” para empujar las liebres, detallando algún consejillo para que no se “escurran las rabonas” por uno de los extremos, que a veces ocurre y quedando al mando un jefe de batidores.

El grupo de batidores iniciará su caminata cuando el presidente constate que la red queda perfectamente colocada y los responsables de atrapar las liebres estén bien tapados, ocultos a la buena vista de las liebres que se aproximen hacia la red, apostados a pocos metros de la misma para capturarlas con rapidez y no dar lugar a que se escape ninguna. Es entonces cuando, con su móvil, avisa al jefe de batidores para que comiencen un guirigay de gritos con la idea de hacer el mayor ruido posible para hacer saltar a las liebres.

ASÍ SE MONTA LA RED

repoblacion-Liebre-info-red

La red tiene forma de bolsa y se fija con piedras al suelo para evitar que las liebres se escapen por debajo

 

La red lleva en toda su longitud, tanto por arriba como por abajo, una cuerda que permite tensarla y le da consistencia. En el suelo, en una distancia de entre quince y veinte metros, se clava una gavilla gruesa de hierro de unos veinticinco centímetros que hace las veces de estaca y que lleva soldada, desde su base y a lo largo, otra gavilla más fina donde se atará la red en su extremo superior.

Una colocación adecuada de la red es fundamental para atrapar a las liebres.

Hay que doblar la gavilla haciendo una pequeña curva, formando una bolsa con su hueco de entrada mirando al lugar por donde esperamos que llegue la liebre.

La red debe quedar holgada sobre el terreno y colocar encima de ésta algunas piedrecillas alternas, evitando en todo caso que la red quede sobre la vegetación formando un hueco que podría utilizar la liebre para pasar por debajo.

El montaje de la red debe hacerse sin gritos ni alborotos, en silencio y con presteza, para no inquietar en exceso a las liebres del término.

A diez o quince metros de la red, paralelos a ella, se van ocultando, cada veinte o veinticinco metros, dos hombres que se encargarán de capturar la liebre en cuanto caiga en la malla, depositandola en cajones, a ser posible individuales o por parejas, que estén ventilados y en los que no entre en exceso la luz.

Si la red se coloca en el borde de una viña o un lugar despejado, se utilizan, para ocultarse, los puestos de caza para la perdiz con reclamo llamados “portátiles” a modo de pantalla. Si se levanta en un terreno de monte, se apañan puestos con ramas.

LOS BATIDORES, DOS MANOS: CARA Y CRUZ

En la primera mano o “cara”, la que presumimos será la mejor en capturas, la dirección del aire debe ir hacia la red y dar en la espalda de los batidores o echadores, que irán formando una línea en forma de “U” hasta conducir a las liebres hacia la red. Los batidores cerrarán primero las dos puntas o extremos de la red para que no se “escurran” por ahí las más astutas del lugar.

Tras esta primera mano o “cara”, mientras los batidores van al otro extremo de la zona a batir, se coloca la red de forma adecuada, cambiando su curva hacia el otro lado, igualmente a modo de bolsa, y se bate el terreno en la misma dirección, pero en sentido contrario, en “cruz”.

Repoblación-de-Liebres-esquema

Esquema del terreno donde se realizaron las capturas que tuvieron mayor ´éxito, utilizando una red de 300 metros de longitud por un metro de altura.

LA MANIPULACIÓN DE LA LIEBRE CAPTURADA

Un cuidadoso desenredado, su diligente depósito en cajones y un rápido traslado a la zona de suelta son tres requisitos absolutamente esenciales y de suma importancia para el éxito de la repoblación, ya que la liebre es un animal salvaje que sufre un intenso estrés cuando se siente atrapada y manipulada por el hombre, dándose algún caso de liebre muerta por sobre-estrés.

repoblacion-Liebre-marcado

Una vez capturadas, las liebres se marcan antes de soltarlas.

Conviene llevar guantes, pues la liebre puede morder o arañar y al cogerla se hará con una mano por las orejas y, con la otra, por sus patas traseras, manteniéndola algo estirada.

Las liebres capturadas se marcan en una oreja con una máquina de tatuaje en tinta china que habitualmente se usa para el ganado y se le adjudica un número. El número llevará asignado una serie de datos que pasarán a un libro o registro de seguimiento.

Concretamente se anota: el lugar de captura, el de suelta, el sexo del animal, la edad aproximada y los signos de preñez si los hubiese.

LA SUELTA

El terreno de suelta debe ser una zona cercada con malla metálica de rombos pequeños para que la liebre no pueda pasar al otro lado, y de al menos un metro de alto como mínimo.

Muy importante es tener de antemano repasada su base, la unión de la malla con el suelo, para cerrar los posibles lugares de “pasa” de las liebres por los que podrían abandonarlo en el mismo día de su suelta, ya que lo que pretendemos es que la cerca sea una zona de adaptación durante varios días.

El olivar es un ecosistema muy adecuado para la suelta.

De este modo, se pretende que la liebre se acostumbre a este nuevo medio, “lo tome”, así como que esté protegida de sus depredadores naturales como los zorros o los perros asilvestrados de los cortijos.

Las liebres, a los pocos días, se habrán adaptado a las condiciones naturales de este hábitat, escarbarán nuevas “pasas” o reabrirán las antiguas y se repartirán por el cazadero, aumentando su densidad para la próxima temporada de caza.

Del total de 54 ejemplares capturados y soltados, se contabilizaron treinta hembras, de ellas, veinte preñadas y diez que no mostraban signos claros de preñez, catorce machos y diez liebres del año.

La distancia aproximada en línea recta del lugar donde se han cogido las liebres y el lugar de suelta es de unos seis kilómetros aproximadamente, y ambos están separados por una carretera comarcal, una nacional y una autovía.

Si bien un gran número de socios ha participado en esta experiencia y están enterados de primera mano de su alcance, a comienzos de la próxima temporada de caza una circular informará a todos los socios en detalle del programa de repoblación, solicitándose su colaboración para que informen a la sociedad, dirigiéndose a un número de teléfono concreto y detallando el lugar exacto donde cacen, ya sea con galgo o escopeta, cada una de las liebres que lleven la marca numérica en una de sus orejas.

José Riqueni Barrios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image

Image Image

Image Image