Acciones para el desarrollo de las crías de las especies de menor

Tras dos largos meses de primavera, llega el mes de junio y el color verde que ha tomado el campo se adorna con vivas flores que empiezan a padecer los primeros calores del año.

Los gazapos y lebratos corretean ajenos a la amenaza de los oportunistas predadores y las primeras puestas de las patirrojas comienzan a eclosionar.

Sin duda, nos encontramos ante un momento decisivo en el devenir de esta prole que requiere de unas medidas de gestión específicas para su conservación y desarrollo. Se las detallamos en las siguientes líneas.

El campo toma más vida que nunca tras comenzar a lucirse los machos, empezando el celo de muchas especies, con sus carreras, sus rituales y la formación de parejas, conductas que, según la especie, se pueden ir viendo en el campo entre los meses de febrero y marzo.

Es a finales de abril o principios del mes de mayo cuando ven la luz las nuevas generaciones de multitud de especies.

Dependiendo de la localización geográfica de nuestro coto, estas conductas suelen adelantarse en el sur, en zonas como Andalucía o La Mancha, y retrasarse en el norte debido a la diferencia de temperatura y de clima en general.

ECLOSIÓN DE LAS PRIMERAS PUESTASDesarrollo-de-crias-de-menor-perdiz

Las perdices que se emparejaron allá por el mes de marzo comienzan con sus primeras puestas en los primeros días de mayo, incluso finales de abril y, tras un período de incubación de unos 25 días, verán la luz los perdigones.

Normalmente la puesta suele ser de unos 15 huevos de media, de los que, normalmente, no todos salen adelante. Así, dependiendo del año, veremos a las madres con los perdigones, nidífugos, recién salidos del cascarón en grupos de entre diez y doce individuos, en estos días de junio. Eso sí, si todo ha ido como se preveía.

CONEJOS: SEGUNDA O TERCERA CAMADA Desarrollo-de-crias-de-menor-conejo

Por su parte, los conejos, con capacidad de cría casi todo el año, según la disponibilidad de comida en general y de “verde” en especial, suele ser en el mes de mayo cuando ve la luz su segunda camada del año.

Aunque si éste es bueno, a finales de mayo se pueden estar produciendo terceras camadas, que aflorarán en junio.

 

 

 

EL SEGUNDO PARTO DE LA LIEBREDesarrollo-de-crias-de-menor-liebre

La liebre ibérica (Lepus granatensis), la más común en la Península, como su propio nombre indica, se encuentra camino de su segundo parto.

En mayo es muy común ver uno o dos lebratos por madre, según la presión de predadores en el coto, que ahora en junio ya están crecidos.

Con este repaso a la biología básica de las tres especies protagonistas de la caza menor en España podemos deducir que en estas fechas, en cualquier coto, los esfuerzos deben centrarse en torno a dos factores: disponibilidad de comida frente al comienzo inminente de la época estival y sus calores, y control de predadores para proteger las nuevas generaciones, disminuyendo las bajas por predación.

CONTROLEMOS LOS PREDADORES

Es de vital importancia aumentar el control de los predadores desde algo antes de la época de cría, lo que quiere decir que, siempre que la normativa autonómica lo permita, comenzaremos a aumentar la presión de control en el mes de marzo hasta pasado este mes de junio.

Desarrollo-de-crias-de-menor-predadoresEsto, además de disminuir la predación sobre las crías, aumentando el éxito reproductivo de nuestras especies objetivo, disminuirá el éxito reproductivo de las poblaciones de predadores que albergue nuestro coto.

No sólo disminuiremos la predación sobre las crías. Además conseguiremos más tranquilidad para la caza menor en la época de apareamiento y en la posterior puesta e incubación en el caso de la perdiz y en la gestación y cría en el caso de los mamíferos.

Las actuaciones más recomendables contra el efecto de la predación, podrán ser:

Directas:

  • Jaulas para córvidos
  • Revisión de majanos y aporte de restos de poda
  • Lazos autorizados en alar
  • Collarum
  • Jaulas trampa
  • Caza de zorros en madriguera o esperas

Indirectas:

  • Chozos de protección
  • Protección en zonas de comederos y bebederos (eliminar además posaderos de rapaces cercanos)
  • Mantenimiento de linderos
  • Bosques isla en zonas de labor

Las actuaciones en torno a paliar el efecto de la predación, tanto si son del tipo de acción directa como indirecta, deben tener un punto común y básico: la constancia.

Desarrollo-de-crias-de-menor-majanos

Una buena fórmula para proteger a la prole es la creación de majanos artificiales en el que encuentren cobijo.

Si se instalan métodos autorizados para el control de predadores, hay que revisarlos según indique la normativa y, lógicamente, mantenerlos en óptimas condiciones y revisados para que cumplan con su cometido.

La previsión frente a la predación cobra especial importancia a la hora de colocar comederos y bebederos.

Ya de cara a los trabajos previos al verano, incluye también a parte de las podas y la eliminación de los fustes de árboles secos, especialmente cerca de zonas querenciosas de la caza menor, como pueden ser estos puntos, pues son una ayuda eficaz para los predadores aéreos que los usarán de posaderos.

También es común en zonas muy descubiertas y con alta presencia de predadores alados la instalación de protecciones en los puntos de agua y comida del tipo de chozos de protección con restos de poda o incluso cubiertas.

LA COMIDA QUE NO FALTE

Para la perdiz roja es absolutamente necesaria la disponibilidad de insectos en las primeras semanas de vida de los perdigones. En caso de encontrarnos en zonas con un uso abusivo de insecticidas, esto puede resultar complicado. En la tercera semana de vida, los perdigones comenzarán a introducir en su dieta semillas y brotes.

La disponibilidad de comida en esta época del año cobra especial importancia en linderos y terrenos baldíos, y más cuando éstos quedan fuera de tratamientos fitosanitarios, apunte importante a tener en cuenta.

Desarrollo-de-crias-de-menor-comida

Es importantísimo que la caza menor cuente con agua y comida

En aquellos terrenos en los que la concentración parcelaria haya acabado con los linderos y donde no existan terrenos baldíos, la disponibilidad y heterogeneidad de la dieta se verá altamente limitada. Y no digamos ya si además se abusa del uso de fitosanitarios e insecticidas, algunos de ellos utilizados en estos meses.

En las zonas de monte donde falten las siembras, especialmente en el caso de la liebre y, sobre todo, del conejo, será de agradecer la disponibilidad de pequeñas siembras que aporten verde a la dieta durante casi todo el año.

La disponibilidad de comida no sólo favorece la capacidad reproductiva de las poblaciones. Además, los linderos poblados de vegetación ofrecen una vital protección en muchas ocasiones, cobrando gran importancia en especies como la liebre, actuando como perdederos en sus carreras para escapar de un predador.

Es de vital importancia el mantenimiento del agua de los bebederos y su tratamiento para evitar que sea un cúmulo de bacterias. Se puede acudir a productos especializados o simplemente clorar el agua.

Lo dicho: en estos meses le toca al cazador trabajar duro para tener su acotado a punto, la infraestructuras mantenidas al día y todo enfocado a apoyar al máximo el éxito reproductivo de sus poblaciones. Y también controlar al máximo la presión de los predadores para encarar el verano con numerosa prole, a la que no le falte ni agua ni comida en su desarrollo de cara a la futura temporada.

Juan Pascual Herrera Coronado

Ingeniero Técnico Forestal. Experto en Caza y Pesca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image

Image Image