Caza del zorro en Irlanda

 

Estamos sin duda ante uno de los paraísos naturales de Irlanda, muy propio para el desarrollo y ejercicio de múltiples actividades al aire libre. Nos encontramos en un lugar que es centro geográfico de la isla, con una orografía poco accidentada, predominando la vegetación arbustiva sin apenas arboledas o bosques, ya que los ingleses, durante su período de dominación, esquilmaron los existentes en la Isla.

Cauces de agua se suceden igualmente con profusión, son arroyos, riachuelos y ríos los que enriquecen el medio agrícola de la zona, produciendo pastos y forrajes de gran calidad para el ganado. Zonas encharcadas y de turberas ennegrecen otros paisajes.

Ya al final de una carretera advertimos, por el revuelo que origina el público expectante, los vehículos que transitan por su lado, así como la presencia de jinetes y amazonas, remolques y el característico transporte especial para animales vivos que mueve la jauría de perros de raza harrier de la agrupación de caza del zorro South Westmeath Hunt, que hemos llegado al punto de reunión. Un verdadero espectáculo para los amantes de la caza, de la vida animal, de los caballos y de las tradiciones rurales.

 

Protocolo estricto y tradicional.

De la mano de Sergio Carrasco y su encantadora pareja Jacques, viví en primera persona durante los días previos a la salida de la partida de caza del zorro todos los prolegómenos que entraña la práctica de dicha modalidad tradicional de caza. La preparación y el entrenamiento de los caballos que participan es esmerada y continua.

Los ejemplares equinos del grupo denotan una gran doma y nobleza, necesarias para un correcto desarrollo de la caza del zorro del grupo.

Aunque las razas participantes son variadas destacan los irish hunt, de buena alzada y fortaleza, de gran destreza en el salto, distintos tipos de ponis, como welsh mountain, welsh pony y partbreed ; también algunos pintos, alguna pura raza inglesa de carreras y un sorprendente gigante shire de muchos kilos que se mueve y salta con destreza en el campo.

La ropa de los componentes del grupo cumple estrictamente con los parámetros determinados por la tradición, siendo esencial la estética del conjunto, evitando excentricidades, sólo permitidas si encajan dentro del conjunto tradicional.

Es un verdadero espectáculo visual y de sensibilidad extrema el poder contemplar el grupo de caza del zorro de la South Westmeath Hunt con sus miembros, cuidadores y directores de la jauría de perros rastreadores.

 

Harriers: profesionales de la caza del zorro.

La agrupación South Westmeath Hunt cuenta con unas instalaciones especialmente dedicadas al mantenimiento de su jauría de perros. Son varios patios adyacentes a unas construcciones donde se los animales están separados por sexos.

En su interior encontramos una especie de camas, separadas del suelo para evitarles la humedad y el frío, con un buen abrigo de heno para conseguir confortabilidad. Poseen un gran terreno aledaño cercado para campear diariamente a los perros. Se aprecia una buena convivencia entre los componentes del grupo, demostrando una buena sociabilización a través de una estructura jerarquizada clara.

Los perros de esta agrupación de caza son todos de raza harrier, de demostrada eficacia en la persecución a la carrera del zorro.

El número de ejemplares está regulado por normas de la IMFHA (The Irish Masters of Fox Hound Association), con un mínimo de unas veinte parejas sin poder superar las treinta. Es por eso que la cría es muy selectiva, tanto que en el momento de nuestra visita sólo contamos dos cachorros de distinta edad para destinarlos a futuro.

Perros cazando

 

La morfología del harrier es muy parecida a la del beagle pero con mayor alzada y menos compacto en general. Tronco más largo y patas fuertes y largas, fundamental para las extensas marchas que emprenden tras el rastro.

En cuanto a expresión facial es algo más alargada, con orejas también caídas y largas, algo esencial en cualquier perro de rastro, pues les permite con su movimiento volatizar las partículas de olor que dejan sus presas en el suelo, aumentando su eficiencia. El color del pelaje es variado con predominancia del blanco sobre marrón castaño y matices de dicho color e incluso algunas manchas negras. Constituyen el alma de estos grupos de caza tradicional del zorro.

 

Descubriendo al Master Fox Hound.

La responsabilidad máxima del grupo de caza y sus miembros recae en el Master Fox Hound, el señor Collins. Es considerado el jefe de la partida de caza y su autoridad es prácticamente indiscutible y objeto de un gran respeto y consideración por los participantes.

Tiene varios ayudantes o asistentes que le permiten comunicarse con el grupo sin tener que dejar el contacto directo con aquellos que van a la cabeza siguiendo y controlando a los perros.

Los asistentes son el whipper-in o batidor, encargado del control de los perros y la jauría durante su entrenamiento, sus salidas en grupo o la comida en las perreras, y el kennelman u hombre que cuida de las instalaciones y los perros durante los períodos inhábiles para su salida de caza. La asociación tiene un vehículo y un remolque especialmente dedicado para el traslado de los perros.

 

El zorro en Irlanda.

Desde siempre la caza del zorro ha tenido como componente esencial el control de su población, consiguiendo no sólo un mejor equilibrio medio ambiental, sino el mantenimiento pacífico de la convivencia entre los granjeros y el zorro, considerado como alimaña por la gente del campo que esquilma sus gallineros y corrales domésticos, si bien legalmente no tiene dicha calificación.

La población de zorros actual es más numerosa que antes, precisamente por el descenso de la presión de caza sobre ellos. En muchos de los campos cercados que visitamos hemos visto algunas zorreras con signos muy apreciables de que gozan de buena salud y una buena secuencia de cría.

El zorro rojo es el que se encuentra por toda la geografía de la isla. Es un depredador oportunista que en su hábitat natural hace mucho daño a distintas especies de mamíferos, aves, reptiles y pequeños anfibios, provocando un gran desequilibrio para algunas de ellas cuando su población es muy alta.

A nadie que conozca el campo escapa los destrozos que lleva a cabo en nidos de perdices, otras aves nidales terrestres, conejos, topos, ratones, ranas, salamanquesas, lagartos, etc.

El zorro es un cazador magistral y para encontrar piezas adecuadas a sus necesidades y a sus cualidades depredadoras, cubre grandes espacios y territorios en busca de su sustento o para dar de comer a sus crías. Es de enorme astucia y mantiene muy bien la distancia con el ser humano o con los perros que puedan delatar su presencia o ir tras ellos, demostrando un instinto de supervivencia que le es de gran utilidad.

 

Así es la partida de caza.

Los participantes lo hacen tanto a caballo con los perros, siempre tras de ellos, como a pie y en vehículos a motor, éstos últimos desde los caminos adyacentes al
cazadero y los montes con perspectivas óptimas para divisar el deambular de los perros y caballos.

 

Jinete cazando

Ladridos, bufidos de caballos y pequeños toques de trompeta dan viveza a la caza del zorro.

 

El sonido del ladrido del perro que localiza el rastro bueno y firme del zorro pone sobre aviso al Master y sus ayudantes que mediante pequeñas trompas dan la fanfarria de atención para de ser confirmado por el resto de perros e iniciar una veloz persecución a través de terrenos cedidos por sus propietarios para el paso del grupo.

Los saltos de muros de piedra, setos de vegetación espinosa, cercados, riachuelos, pequeños montículos se suceden y muestran la destreza y experiencia a las riendas de los jinetes y amazonas del grupo que veloces no quieren perder detalle del trabajo de los perros persiguiendo y siguiendo el rastro del zorro.

Algunos harriers cruzan el rastro con otras emanaciones de otros zorros o liebres y se separan de la persecución principal, pero normalmente ellos mismos, ante la insistencia del resto de los perros, se reincorporan en la carrera.

Insistentes ladridos, bufidos de caballos y pequeños toques de trompa dan una gran viveza a la caza del zorro. El raposo siempre va por delante con movimientos muy rápidos y zigzagueantes, es esquivo, buscando el refugio de la maleza o un riachuelo donde poder burlar a los perros. Lo más seguro es encontrar una zorrera o tejonera donde refugiarse.

Si la caza del zorro llega a materializarse, el Master y sus ayudantes pronto acuden para que los perros no se ceben sobre él. Está claro que el final es celebrado por los perros con un mayor estrépito de ladridos y nerviosismo.

En la actualidad, es muy difícil conseguir dar caza a alguno, todo está a favor del zorro, desde terrenos donde no pueden pasar los miembros de la partida de caza del zorro o las características de los cazaderos, entre otras.

Pero en este caso lo importante no es dar muerte al raposo, es disfrutar de un magnífico día ejercitando una de las tradiciones de caza más bellas.

 

Ricardo de la Rosa

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE Ediciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTO C/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: [email protected]
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email [email protected]
FINALIDADES Gestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓN Gestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOS Gestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES No realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIA Suscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOS Usted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
[email protected]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image

Image Image