Image Image Image Image Image
Image Image Image Image Image
Sábado, 13 de abril de 2024

Perros de caza

El Braco Alemán, sus enfermedades y soluciones veterinarias

[vc_row][vc_column][vc_column_text] Su pelo corto le permite adaptarse a los climas cálidos y secos más exigentes. Sin embargo, también es el origen de ciertos problemas de salud relacionados con su piel. Nuestro experto veterinario nos enseña a detectar sus síntomas y a prevenirlos y tratarlos. En los bracos se ha descrito una patología de piel infrecuente pero que a ellos parece afectarle más que a la media, aumentando en los últimos años en algunas líneas. Su principal síntoma es el picor, pero su origen es muy diferente a la que sufren los labradores. Esta enfermedad se denomina Lupus eritomatoide discoide. DOS TIPOS DE LUPUS Los Lupus son complejas enfermedades en las que está involucrado el sistema inmunitario. Por explicarlo de una manera muy sencilla, es algo así como una reacción alérgica al propio organismo. Desde el punto de vista didáctico se reconocen dos tipos de Lupus. El primero de ellos se denomina Lupus sistémico, ya que afecta a todo el organismo. Se considera que su etiología es multifactorial, con una predisposición genética, alteraciones inmunológicas, intermediación de infecciones virales y exacerbación por hormonas y luz ultravioleta. El cuadro clínico de un Lupus sistémico es muy variable, tanto que a esta enfermedad se le ha puesto el sobrenombre de “la gran imitadora”. En muchos casos, acertar con el diagnóstico puede ser un gran reto. En cambio, el Lupus discoide es localizado, siendo una enfermedad auto inmune que normalmente sólo afecta a la cara. Se la suele considerar una variante benigna del Lupus sistémico, donde no aparecen síntomas generales y en la que sólo está involucrada la piel. No se ha descrito ninguna predisposición según la edad, pero hay algo más de incidencia en las hembras que en los machos. ¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS? En una primera fase de la enfermedad se puede apreciar despigmentación, enrojecimiento y aparición de costras en la nariz del perro. Según avanza la enfermedad, se va extendiendo al morro, ojos, orejas y cavidad bucal. El grado de picor/dolor es variable. La exposición al sol perjudica aún más el cuadro clínico, por lo que la patología se agrava en verano y en países cálidos como el nuestro. Por fortuna, el pronóstico del Lupus discoide es normalmente bueno. Suelen responder bien a la terapia de inmunosupresión con corticoides, aunque es frecuente que este tratamiento sea de por vida. Además, las zonas que se han despigmentado de la nariz se van a quedar expuestas y suelen ser muy sensibles al sol, por lo que hay que tener precaución con la exposición a la luz solar. [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=".vc_custom_1487772079867{background-color: #f1f1f1 !important;}"][vc_column][vc_column_text] El BRACO ALEMÁN ES PROCLIVE A PADECER TUMORES  [caption id="attachment_17617" align="alignright" width="400"] Recientes estudios realizados en Estados Unidos prueban la mayor incidencia de tumores en el Braco Alemán[/caption] En recientes informes elaborados en Estados Unidos se ha indicado una mayor incidencia de casos de tumores en esta raza. No cuento con datos específicos sobre el tipo de tumores que les afectan, por lo que voy a dar una visión general sobre la oncología canina. Para empezar, he de decir que, desde mi punto de vista, el aumento de la incidencia de los tumores puede ser relativo. Esto se debe a dos motivos principales. El primero de ellos es puramente técnico. En los últimos años hemos mejorado mucho, muchísimo, los métodos de diagnóstico y la medicina veterinaria en general también ha evolucionado. Esto significa que se detectan más patologías tumorales (y de otras dolencias) porque tenemos más conocimientos y mejores métodos de diagnósticos.En este sentido, los dueños están también más sensibilizados y acuden con más frecuencia al veterinario, admitiendo y demandando la práctica de un mayor número de pruebas diagnósticas. Por otra parte, cada vez cuidamos más a nuestros perros, tanto desde el punto de vista sanitario como en su manejo y alimentación, por lo que también viven más tiempo. Los perros mayores son más propensos a padecer tumores, por lo que si cada vez más canes llegan a edades avanzadas, la probabilidad de padecer algún tumor es mayor. No obstante, existe una gran variedad de tipos de tumores que un perro puede padecer. Aunque todavía queda mucho por investigar, la genética y el estilo de vida son muy relevantes en lo referente a la aparición de tumores. Básicamente, un tumor es un crecimiento anormal de células. Y basándonos en este principio, podemos decir que, a grandes rasgos, existen dos tipos de tumores: los benignos y los malignos. La diferencia entre unos y otros se basa en varios parámetros. El primero de ellos es la rapidez con la que crecen estas células. En tumores benignos, este crecimiento es lento y generalmente ordenado. En los tumores malignos, es rápido y desordenado. Además, debemos tener en cuenta la capacidad de metástasis (la dispersión del tumor en otros lugares diferentes al de su aparición). Los primeros tienen baja o nula capacidad metastática, mientras que los segundos cuentan con una alta capacidad de diseminarse. Pero en oncología no es todo blanco o negro. Hay tumores de baja malignidad y tumores benignos que con el tiempo evolucionan hacia la malignidad. Y hablando de tumores, sin lugar a dudas, el más frecuente es el de mama. Este tumor (que padecen hembras de todas las razas por igual) está relacionado directamente con la edad.  Cuantos más años tiene una perra, más probabilidad de padecer un tumor mamario… Y a partir de los ocho años se debe realizar un control bianual, especialmente después de los celos.  Hay que recordar que este tipo de tumores tiene una fuerte influencia por parte de determinadas hormonas, concretamente de la progesterona, por lo que su aparición se ve muy estimulada por las inyecciones que evitan los celos de las perras. Por ello, en la actualidad, los veterinarios somos contrarios a la utilización de este tipo de productos. Para acabar con los celos aconsejamos quitar la matriz y los ovarios, que además es la mejor forma de evitar los tumores mamarios, especialmente si esta operación se realiza a edades tempranas. [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Juan J. García Estévez  Veterinario[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image Image

Image Image Image

Image Image Image